La cara B de mi Instagram: mis paseos matutinos

Buenos días!

Ahora que Instagram tiene Stories, y que parece que dentro de nada vamos a poder subir varios grupos de imágenes en forma de slide, no sé si tiene tanto sentido esta cara B, pero, de momento, aquí sigo con ella. Hoy la foto no es de los niños, que es raro, sino de mi rutina matutina.

Siempre que puedo, voy andando al trabajo desde el cole de Nico. Como os digo, no siempre porque algunas veces se nos hace tarde, otras llueve y algunas más tengo que llevar yo sola a los niños al cole y entonces voy hasta la oficina en coche. El caso es que cuando voy andando suelo subir a Stories una foto para dar los buenos días. Suelo hacerla siempre en la misma esquina y le pongo la temperatura, así voy comparando. Como son de Stories, se borran a las 24 horas, menos esta que os puse hace justo dos semanas, un día en el que los colores eran tan bonitos que me apeteció dejar la foto en mi galería para la posteridad.



Me gusta hacer la foto desde el mismo sitio cada día, por ver el contraste. Aunque siempre es la misma hora (5 minutos arriba o abajo), no hay dos fotos iguales (me refiero al cielo, el encuadre tampoco pero eso es cosa mía) Mirad:








No sé cuánto tiempo mantendré esta costumbre pero, de momento, me parece un proyecto personal chulo, ver cómo evoluciona el cielo y el árbol a la misma hora a lo largo del año. A ver si consigo completar todas las estaciones.

¿Qué me decís? ¿A que cambia mucho un mismo lugar en días diferentes?

Espero que os haya gustado esta cara B de mi Instagram. Por si te perdiste las anteriores, aquí tienes:

el segundo cumpleaños de NicoNico y la navidad en Ikea
el antes y después de nuestro picnic en el parque
Nuestro papel de regalo DIY

Nuestras mañanas entre semana

Martín en el carnaval de Cádiz  

Nuestra guitarra de tela

- enero en la playa



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Mis vestidos favoritos de la historia (reciente) de los premios Óscar

Buenos días!

La madrugada del próximo domingo al lunes se entregarán en Los Ángeles, un año más, los premios Óscar. Es una ceremonia que, como todos sabemos, tiene respercusión planetaria, y pocos se escaparán de ver los mejores momentos y los mejores (y peores) vestidos, aunque no quieran. Telediarios, periódicos, revistas y demás medios se harán eco de todo lo que pase allí. El lunes día 27 nos levantaremos con la alfombra roja copando las portadas.

Confieso que me gusta ver la ceremonia, aunque no siempre haya podido, y revisar todos los videos y fotos de la noche al día siguiente. Ya os conté lo que me gustó de la alfombra roja de 2016,   y de las fiestas posteriores que también dan mucho que hablar. Además, os hice resumen de los vestidos de 2015 y de los de las fiestas de después de la gala en 2013 .Se nota que me gusta el tema, verdad?

Este año, como calentamiento a la entrega de premios, he hecho un resumen con algunos de mis vestidos favoritos de las galas de los últimos años, para ver si alguna de las invitadas me lee y se inspira para ir perfecta. Os  dejo con un top ten, que, si bien no está ordenado de una forma concreta, sí que os digo que el último es mi favorito de todos los tiempos.

1 y 2. Empezamos con dos vestidos rojos en mi lista: el de Giambatista Valli que llevó Emma Stone en 2012, y el de Balenciaga que llevó Nicole Kidman en 2007. Este año están las dos nominadas, así que tendrán que echar el resto e ir bien guapas!







3. Repetimos con Emma Stone, porque también me encanta su look de Elie Saab del año 2015.





4. En 2006, el año de Brockeback Mountain, Michelle Williams iba con este vestido amarillo de Vera Wang. Posaba junto a su entonces pareja, Heath Ledger, y ambos estaban nominados por su participación en la que se llevó el premio a la mejor película aquel año.





5. De Cate Blanchett, me quedo con su modelo negro de 2015,  de Margiela, porque me parece de 10.




6. Julia Roberts, que ganó el premio en 2001 por Erin Brockovich, subió a recogerlo vestida de Valentino en un vestido para el recuerdo.





7. Vestida de Óscar en sí misma, en 2016, Margot Robbie, de Tom Ford en lamé dorado.





8. Lupita Nyong'o, de Prada, para recoger su premio en 2014. Creo además que ese vestido en directo debe ganar aún más. El brillo que lleva me parece una pasada.






9. Naomi Watts en 2013, de Armani, cuando estaba nominada por la película española "Lo Imposible", en una foto que también hay momentos en los que un hombre puede sentirse excluido...¿dejaría ella voluntariamente de lado a su marido para posar o le estarían los fotógrafos gritando insistentemente "Solo tú, Naomi"? Nunca lo sabremos!




10. Como os decía, el último es mi favorito de todos los tiempos: el vestido blanco con capa de Tom Ford que llevó Gwyneth Paltrow en 2012.
Como os digo, son algunos de mis vestidos favoritos, porque hay para hacer una lista mucho más larga. Fuera se ha quedado, por ejemplo, el Lanvin de Natalie Portman en 2005 que véis abajo. Habrá que ver cómo va este año porque, al igual que en 2010, está nominada y embarazada, aunque no tengo muy claro si habrá dado a luz antes de la ceremonia o si podrá asistir o no. En esta ocasión no está tan claro que se lleve el premio pero a mí me gustaría mucho que fuese y que nos enseñase, embarazada o no, uno de sus mejores looks!

Y a vosotros ¿os gustan los premios Óscar, los vestidos y todo lo que rodea a la ceremonia?



TERESA ZAFRA

arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Miércoles de arquitectura: un apartamento nórdico con un toque italiano

Buenos días!

La vivienda que os traigo hoy no es una casa cualquiera. Su propietaria, la modelo sueca Malin Parson, ahora también interiorista, demuestra que se le da bien  su nuevo trabajo y aplica su buen hacer en su propia vivienda familiar.

En esta casa en Suecia, Malin y su marido italiano cumplen el sueño de tener una vida más tranquila. Llegaron a ella huyendo del bullicio de Roma pero, como veréis en las fotos, no renuncian a la esencia italiana (no en vano la han bautizado como Casa, dolce Casa. Al final, su casa tiene toques italianos y suecos, como su propia familia!

Os dejo con las fotos que os van a encantar!















fotos vía

¿Qué os parece? Una casa de revista...¿a que sí?



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Maternidad: tres comidas que compartir con tu bebé (e hijos pequeños)

Buenos días!

Si tenéis o habéis tenido bebés, sabréis que una de las cosas que resulta un engorro es el tener que cocinar cosas distintas para los diferentes miembros de la familia.

Está claro que los bebés no pueden comer cualquier cosa, y que muchas veces es inevitable tener que hacer varios menús para una misma comida. Sin embargo, pensando un poco, hay comidas y/o cenas que pueden servir para todos y que nos pueden ayudar a simplificar y, sobre todo, a ahorrar tiempo y trabajo.




Además, tiene el aliciente añadido de que a nuestros hijos les encanta hacer lo mismo que nosotros. Comer lo mismo que nosotros, en la misma mesa, les hace sentir parte importante de la familia, y eso es muy positivo para todos.

Si lo pensáis, recetas para compartir con todos los miembros de la familia hay muchas, pero hoy os traigo tres ejemplos de menús que hago para todos y que en casa gustan mucho:

1. El más obvio: la crema de verduras, pero, para que los mayores disfruten, una que esté rica y, para que más peques puedan comerla, que no lleve queso ni leche de vaca. Nuestra favorita en casa es la que publicó hace años Lucía en su blog y que  realmente inventó la madre de Maituins. Pilar la bautizó como "Crema Ben10". Aunque no sé aún quién es Ben10, la receta es estupenda y se puede adaptar a las verduras que tengáis por casa.
Yo normalmente la hago con patata y brócoli, y está riquísima, aunque la de la foto es de calabaza, zanahoria y patata!




2. Las lentejas. Si les echáis jamón, apartando un poco de lentejas con patata y  jamón, tenéis la base perfecta para triturar un puré de bebé. Además, las lentejas son legumbres pequeñitas que pueden servir muy bien para empezar a introducir sólidos a toda la familia. Algunos pediatras no las introducen hasta el año, igual que el huevo, y, aunque esperemos a esa edad, es una opción estupenda.




3. Helado de frutas. Llamémoslo helado, pero no son más que frutas congeladas y trituradas. Está riquísimo, es sano y apto para todos los públicos. Los más pequeños pueden tomarlo porque solo lleva fruta, y a los niños más mayores les puedes vender que es un helado porque da totalmente el pego.

¿Cómo se hace? 

 -Cortamos la fruta en trozos (plátano y fresas son las que yo suelo usar)
- Las metemos en el congelador.
- Esperamos a que estén bien congeladas y las metemos en la batidora.

No hay que añadir azúcar, ni leche ni nada. Con fresas y plátano sale muy rico y, para los bebés más pequeños,  también podemos hacerlo solo con plátano.

¿Qué me decís? ¿Hacéis como yo? ¿Intentáis buscar un menú que sirva para todos o preferís hacer comida diferente para niños y mayores?



TERESA ZAFRA

arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram








copyright © De lunares y naranjas