Inspiración: el lookbook de verano de Free People

Buenos días

El verano está en plena ebullición y, no sé vosotros, pero yo solo pienso en mar, playa y sol. No estoy de vacaciones, ojalá, pero, la verdad, cuando llego a casa, me cambio de ropa y solo puedo elegir looks como los que os enseño hoy de Free People.
El verano para mí es tiempo de shorts, de vestidos cómodos y de poca complicación, por eso, estas fotos me inspiran mucho y las traigo aquí por si os pueden ayudar, como a mí, a la hora de pensar en vuestros outfits de vacaciones.

Os dejo con las fotos, hechas en Sicilia, a donde tengo muchas ganas de escaparme un año:
















fotos vía

¿Qué os parecen las propuestas de Free People? A mí me gustan todas!

Si os ha gustado, no os perdáis:

- 5 looks de vacaciones para copiar a nuestras famosas favoritas
- unas sandalias, 3 looks




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Miércoles de arquitectura: apartamento en la playa de Valencia

Buenos días

Ahora que parece que el tenemos las vacaciones de verano cerca , somos muchos los que tenemos ya la vista puesta en la playa y en el mar. Yo al menos necesito tenerlo como meta para poder terminar el curso con ánimo y energía!

Para mí el verano es playa, vistas al mar y paseos en la orilla. De momento, la verdad, me cuesta un poco cogerle del todo el gusto al mediterráneo, donde vivo, porque el Atlántico, donde crecí, es totalmente diferente. De todas formas, disfruto de vivir todo el año cerca de la playa y, aunque me toque esperar a Agosto para volver a bañarme en el agua fresca del océano, poder escaparme cerca de Valencia los fines de semana tampoco está nada mal.

Al final, quien sabe si termino acostumbrándome al Mediterraneo y termino teniendo un apartamento en la playa. Desde luego, si es tan bonito como el que os enseño hoy, firmo! Mirad qué  vistas y qué interior tan bien cuidado!










fotos vía

¿Qué me decís? ¿Tenéis tantas ganas de verano y playa como yo?


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Maternidad: wishlist de verano

Buenos días!

Por aquí hay dos peques a los que le queda muy poco para irse de vacaciones. Lo sé, las del cole se las dieron a final de junio, pero mis hijos, como muchos otros niños, han pasado todo el mes de junio en escuelas de verano. Ahora, con la llegada de agosto, por fin tendrán vacaciones de verdad, de las de levantarse sin despertador, y llenaremos los días de planes al aire libre y de aventuras divertidas.

Para todo esto, para dejar atrás uniformes, madrugones y ropa marcada, tengo una wishlist de cosas que los dos necesitan (o que son tan bonitas que aunque no necesiten querría traer a casa ya). Cada uno tiene la suya, y es que, aunque a veces parece que van a la par en todo, cada uno tiene sus gustos y personalidad:


Para Martín, a sus cuatro años y medio:




1. unas chanclas de Havaianas, estas de Minion, que no son mis favoritas, pero seguroq ue sí que se convierten en las suyas 2. una cometa para aprovechar a tope el viendo en Cádiz, 3. bañadores, este de Petit Bateau para Martín me encanta, 4. una camiseta (o sudadera, no me decido), con estampado de orcas de Omini, 5. una camiseta de la Nasa,  6. unos auriculares, para los viajes en tren, y para las veces que quiere ver videos o jugar en lugares públicos.

Para Nico, con dos años y medio:




1. unos zapatos: estos Vans de Toy Story creo que le chiflarían, Nico es muy fan de la peli, 2. un bañador, este de Zara lo tengo fichadísimo, 3. una pizarra márgica de viaje, le encanta y la nuestra pasó a mejor vida, 4. unas palas de playa chulas, 5. Mi primer libro de letras, para que no olvide lo que ha aprendido este curso y a la vez se divierta, 6. una Kanken mini, para la colección

Y vosotros ¿qué hay en la wishlist de verano de vuestros peques?

TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Querido Instagram: antes molabas

Buenos días

Desde hace algún tiempo, ando algo desencantada con Instagram. No os voy a hablar de mi perfil, cosa que realmente daría para otro post, sino de mi feed, ya sabéis, las fotos que me enseña Instagram de la gente a la que sigo. 



Como casi todos sabéis, antes Instagram molaba. Molaba porque las fotos aparecían en tiempo real y secuencia real. Digamos, en general, que antes Instagram era mucho más real. Ahora, el famoso algoritmo hace que Ia aplicación nos enseñe las fotos en un orden aleatorio. Lo del orden aleatorio podría estar bien, si el susodicho algoritmo lo utilizase para enseñarme en primer lugar las fotos de mis amigos más cercanos o mis familiares, es decir, de la gente a la que doy más likes. Sin embargo, hay poco o nada que me guste de los resultados de la aplicación del algoritmo y un montón de cosas que no me gustan y que, además, no consigo entender:

1. Que me oculte a la gente que sigo. Hay personas que sistematicamente desaparecen de mi feed, y si las sigo ¿no será porque quiero ver sus fotos? Me pasa, por ejemplo, con Zoe y con Pili, y me da muchísima rabia.

2. Que cuando me muestra una foto de una persona, no sea la última. Por ejemplo,  Anita suele enseñarnos cada mañana su look en el ascensor. Yo abro Instagram el jueves y la primera foto que veo es la de Ana deseandome feliz martes. Si me meto en su perfil veo que ha subido tres fotos más en estos días pero esas, esas de momento no las veo.

3. Que dé privilegios a los usuarios con más seguidores. ¿La última? Solo pueden subir enlaces en Stories los usuarios de más de 10.000 seguidores. Nunca me ha gustado, en general, no poder poner enlaces en los pies de foto, pero si deciden que en Stories sí....¿por qué no es universal esta medida? 

4. Lo que más me inquieta de todo: el no poder saber si los seguidores y likes que tiene una persona son reales o no. Podría estar horas disertando sobre los bots, las páginas de comprar seguidores y demás, pero....lo que a mí me fastidia de esto es que Instragram esté en el ajo. Si yo sé quiénes compran seguidores y bots ¿cómo no va a poder saberlo Instagram utilizando uno de sus famosos algoritmos? Lo sabe pero os digo más: le viene bien. Cuantos más usuarios, likes y demás haya en Instagram, más vale la compañía, aunque por dentro haya una red de usuarios que no interactúan, de gente que gana dinero haciendo comentarios falsos y demás. 

La realidad es que aunque Instagram tenga un fondo bastante oscuro, lo que de verdad me da rabia es que su concepto y su esencia me encantan. Es, sin duda, mi red social favorita y me costaría darme de baja del todo. Sin embargo, cada vez subo menos fotos porque estoy desencantada.

Es absolutamente utópico pedir a Instagram que considere que vive gracias a sus usuarios: somos nosotros los que generamos contenido, los que interactuamos y los que mantenemos viva esta aplicación y, por tanto, deberíamos ser nosotros los que decidiéramos cómo queremos Instagram. Yo, personalmente, quiero que el feed vuelva a ser real y que volvamos a la vida pre-algoritmo. Instagram, te lo repito: antes molabas.



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







copyright © De lunares y naranjas