Maternidad: ¿bañas a tus hijos todos los días?

Baño a mis hijos todos los días. Miento. Entre semana, me salto su baño igual dos veces al mes, sobre todo el día que se quedan dormidos a las 7:30 u 8, porque, si no los despierto, aguantan hasta el día siguiente.

El fin de semana tenemos al costumbre de pasar el baño de la noche del viernes a la mañana del sábado, y luego los volvemos a bañar el domingo por la noche. 

Para mi esta rutina viene de la costumbre de que todos, niños y mayores, nos bañamos todos los días, y, de momento, es la cultura que he tenido siempre y tengo.

Sin embargo, ultimamente he leído varios artículos que defienden la posición contraria: que no es necesario bañar a los niños todos los días e, incluso, que puede ser perjudicial para la salud de su piel. Los artículos de los que os hablo son de dos tipos:

1. Experiencias de padres que han decidido no bañar a sus hijos todos los días, como la de Courtney, de Babyccino, que fue a la primera persona que leí sobre esto, allá por 2015.

2. Opiniones de expertos, con base científica, que defienden que bañar a los niños todos los días puede influir negativamente en el desarrollo del sistema inmunitario. Este artículo lo explica mejor. También podéis leer este del Washington Post que es un poco más extenso pero hable de lo mismo.

El caso es que la Asociación Americana de Dermatología (podéis ver las recomendaciones en este artículo) establece unas pautas para la frecuencia de los baños de los niños. A partir de 6 años, nos dice que los niños pueden bañarse sin problema una vez al día, pero también dice que con dos veces a la semana sería suficiente.




Por supuesto, puntualizan que siempre que estén sucios o que se bañen en el mar, una piscina, o que simplemente huelan mal, es necesario darles un baño. Creo que mi sentido común llegaba para deducir esto por mi misma, pero está bien que lo aclaren por si acaso.

El caso es que no tengo yo muy claro lo de dejar de bañarlos a diario, pero porque, al final, el baño forma parte de la rutina, y creo que los niños funcionan mejor cuando tienen determinadas rutinas y unos horarios más o menos fijos. El fin de semana, en mi casa, todo vale, pero entre semana intento que esté todo más ordenado.

El baño es para nosotros el inicio de las cosas que hacemos antes de acostarnos: baño, cena, cuento o un ratito de dibujos, y a dormir. Meterse en la bañera les relaja (con algunos días locos de excepción), y nos ayuda a bajar el ritmo. No tengo pensado dejarlo pero sí que he planteado en casa el debate: si seguimos bañándolos a diario que sea de forma consciente, no por inercia o "porque toca".

Eso sí, esta información me ayudará a estar más relajada cuando no da tiempo de bañarlos, o cuando preferimos cambiarlo por otra actividad. Ahora en invierno estamos más en casa, pero cuando llegue el buen tiempo y cambien la hora, tal vez no tengamos que poner la hora del baño como toque de queda, sino ser conscientes de que si un día no nos hemos ensuciado mucho y no nos bañamos, no pasa absolutamente nada.

Decidme ¿bañáis a vuestros hijos todos los días o lo hacéis con menos frecuencia? ¿Cuál es vuestra experiencia?



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Wishlist: botines blancos

Ay las tendencias! Nos persiguen hasta que caemos, y a mí la que me viene persiguiendo este invierno es la tendencia del botín blanco. Intento decirle que no, que mi armario no admite ni un par de zapatos más....pero nada...ahí sigue el runrún que me dice: "Teresa, necesitas unos botines blancos". 
Acabaré cayendo, esa es la realidad, porque ya tengo una carpeta de pinterest llena de fotos y porque soy débil, es así.

La buena noticia es que si hasta ahora solo los había visto en firmas bastante caras, estas últimas semanas han aparecido en las colecciones de nueva temporada de muchas tiendas low cost. Tengo claro que si me compro unos serán baratos porque igual dentro de unos meses ya me he cansado. Os dejo mi selección de finalistas a meterse en mi armario....la opción más económica, la de H&M es la que tiene más puntos!


1. Mango, estilo cowboy, 2. de asos, con tacón ancho, 3. de New look, 4. con tacón ancho, de Topshop, 5. de H&M, 6. de punta, con anilla, de Sfera


Decidme ¿qué os parece esta tendencia del botín blanco? ¿Os vais a animar con ella o mejor la dejamos pasar?


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Wishlist: Pull and Bear

Buenos días

No sé que tiene esta nueva temporada de Pull and Bear que me gusta TODO. Y es un drama tremendo, porque yo ahora mismo estoy con el propósito de acumular menos, de tirar más, de no llenar el armario y, claro, eso no es compatible con estas prendas tan ideales.

He hecho un pacto conmigo misma y he decidido que me compro solo una prenda. No me decido, sobre todo porque hay cosas que me encantan que son exclusivas de venta online, así que me temo que me va a tocar hacer pedido de varias y ver qué prenda me quedo. Tengo 6 finalistas. Creo que los zapatos los descarto porque tengo unos parecidos pero, del resto, cualquiera  de las 5 podría ser mi elegida. Es que.....mirad QUÉ BONITO: 





1.  bolso de rafia, 2. chubasquero de colores, 3sombrero marinero, 4. falda plisada de lunares, 5. zapatos rojos, 6. vestido de flores

Decidme ¿qué os parece la nueva temporada de Pull and Bear?

TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Por qué nunca seré una blogger de éxito



Hace ya siete años y medio que empecé a escribir en este blog. Era agosto de 2010 cuando le dí al botón de "crear blog" y empezó la historia de este espacio. El blog ha pasado por diferentes fases, de mayor y menor número de visitas, de menor y mayor motivación, y, como sabéis, ha ido evolucionando de forma que lo ha hecho mi vida personal.

Mi vida personal, precisamente, cada vez se complica más. Si eres de los que piensan que los bebés quitan mucho tiempo, ay cuando crecen! Dejan de dormir de día, quieren jugar contigo, ver la tele contigo, pasear contigo o simplemente ESTAR contigo. Además, su agenda se llena y la tienes que compaginar con la tuya propia. Me imagino que dentro de unos años serán más independientes, pero ahora mismo mis hijos me demandan muchísimo.Tengo poco tiempo en general y, en particular, para dedicar al blog.

Me organizo como puedo, que no siempre es organizarse bien, pero hay una cosa con la que no puedo lidiar, y es la profesionalización. La mayoría de los blogs que tienen mucho éxito (hablo de mucho número de visitas, de muchísimos seguidores y demás), son profesionales. Con profesionales lo que quiero decir es que existe la profesión de blogger a tiempo completo. 

Mis fotos en este blog no tienen la calidad que tienen las fotos de esos blogs, ni mi plantilla está lo suficientemente depurada, ni mis textos están escritos pensando en el copywriting. No soy profesional de esto porque trabajo a jornada completa en otro ámbito profesional que no tiene nada que ver con esto, y porque, cuando termino, salgo corriendo a empezar mi segunda jornada laboral, la de madre.

Competir con los bloggers profesionales es para mí imposible. ¿Cómo voy a hacerlo si ellos dedican su jornada laboral completa a elaborar su producto, que es su blog? Tendría que ser superwoman para hacer en una hora (o a veces menos) lo que ellos y ellas hacen en ocho.

Mi enhorabuena a todos los que han conseguido hacer de su blog o de su cuenta de Instagram su profesión, porque es algo muy difícil y no todo el mundo que lo intenta lo consigue. Yo, como conozco el trabajo que da un blog, hablo con conocimiento de causa, y os digo que un blogger profesional trabaja mucho. 

Seguiré con este espacio mientras tenga ganas, que de momento hay, y espero que los que pasáis por aquí penséis de vez en cuando en que hago esto con mucho cariño y esfuerzo, pero con pocos medios, sobre todo en tiempo. Mi blog no es ni será nunca profesional pero creo que, en cierto modo, eso tiene su encanto, que es el encanto que tenían todos cuando empecé con esto.

Decidme ¿qué pensáis de la profesionalización de los blogs?


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







copyright © De lunares y naranjas