Maternidad: look de otoño para dos

Buenos días!

El fin de semana pasado tuvimos por fin un ritmo más relajado. Me imagino que no soy la única a la que le pasa a menudo que los fines de semana se le saturan de planes y al final una acaba más cansada de lo que empezó. 

Por eso, de vez en cuando apetece tener estos momentos sin grandes planes en los que improvisar y salir a la calle solo por el placer de hacerlo, sin rumbo definido. Eso es lo que hicimos el sábado pasado y, aprovechando que llevaba la cámara, nos hicimos unas fotos juntos.

Traigo las fotos porque quería enseñaros una de las pocas compras de ropa que he hecho para los niños esta temporada. La verdad es que cada vez les compro menos: primero por que llevan uniforme entre semana, y también porque me he dado cuenta que prefiero que tengan 3 o 4 cosas y amortizarlas bien que guardar ropa casi sin usar cuando acaba la temporada. El año que viene Martín dejará de llevar uniforme y entonces será otra historia (le tengo algo de pánico a ese momento, ya veremos)

Como os digo, lo nuevo del look son las camisetas. Son de la marca francesa Carrement Beau y, como dice Nico con su lengua de trapo, son "de artihta". Le enseñé la palabra y ahora cada vez que se la pone lo dice. Son de canalé, aunque no se aprecia en la foto, y de un algodón gordito que las hace calentitas. Creo que ya os he contado que últimamente no compro mucho en Zara porque Martín ya tiene que usar la línea de niño mayor, y ahí encuentro muy pocas cosas que me gusten, es la verdad.

La camisetas las compré en El Corte Inglés aprovechando los 8 días de oro, creo. Estaban rebajadas porque Carrement Beau, sin tener los precios prohibitivos que tienen algunas otras marcas, tampoco es tan barata como Zara o Mango. Conviene aprovechar las ofertas porque son prendas de calidad, la verdad.







En la última foto me asomo yo para enseñaros mi jersey nuevo. Es de Zara Kids y está lleno de pompones. La verdad es que tenía dudas de si sería cómodo o no, y al final ganó el sí. No lleva pompones en la parte trasera, así que para sentarse no es nada incómodo. El mayor inconveniente? Que los niños querían arrancarme "las bolas".


La verdad es que el día salió fantástico, y los niños, como veis, iban solo en camiseta, sin más abrigo. los dos llevan los zapatos de Camper de este otro post, que me salen bastante buenos.  

Espero que os haya gustado que nos hayamos asomado los tres por aquí hoy, a mi me gusta saludaros así de vez en cuando y enseñaros un poco más de nuestros momentos familiares!



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Apartamento Airbnb Valencia: nuestro desayuno

Buenos días a todos!

Como ya os he contado en Instagram, este otoño he estado metida en el proyecto de interiorismo de un apartamento de alquiler. Tengo pendiente aún enseñaros bien del todo como ha quedado pero, hoy, de momento, quería venir a enseñaros cómo celebramos el fin del proyecto y la puesta en marcha del alojamiento. (para los que no lo tenéis ubicado, es este apartamento vacacional en Valencia y lo podéis seguir en Instagram como @theapartamento).

Preparamos un desayuno especial con el que inaugurar el piso, muy sencillo, compuesto por zumo de naranja, macarons, croissants y muffins de chocolate. Completamos con frambuesas y yogur natural y un poco de pitahaya, una fruta tropical a la que últimamente me he aficionado. Os recomiendo probarla si no lo habéis hecho aún.









El menaje de la mesa es de Ikea (vajilla, salvamanteles, cubiertos, servilletas de papel y cuencos). El mantel también, que es mi modelo favorito de la cadena sueca!

Espero que os haya gustado y, ya sabéis, si buscáis alojamiento vacacional en Valencia no dejéis de mirarlo porque está muy bien situado y tiene todas las comodidades!

¿Qué os parece nuestro desayuno? Ya sé que lleva más azúcar de la habitual, pero de vez en cuando sienta bien saltarse un poco la dieta, verdad?



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Las 3 cosas que siempre compro online

Buenos días

No es la primera vez que os cuento lo que me simplifica la vida el hecho de poder comprar online. De hecho, no sé cómo se organizaban para llegar a todo las madres que trabajaban dentro y fuera de casa hace 20 años, porque yo me volvería loca. Ahora, si no me da tiempo de ir al súper, puedo hacer la compra desde casa, si tengo un cumpleaños y me falta el regalo, lo tengo a un click, y si no encuentro la talla de mis hijos del jersey que me gusta, se lo pido online.



Compro muchas cosas online, como os digo, por simplificarme la vida diaria. Intento buscar, eso sí, el envío gratis, porque me interesa que ahorrar tiempo no me cueste dinero, y cada vez dependo más de internet para optimizar mi tiempo y mis recursos.

Hay cosas que hago de vez en cuando online, como la compra, y otras que hago bastante más a menudo a través de internet, como comprar la ropa de los niños. Y, por encima de todo, hay tres cosas que compro SIEMPRE online, 


1. Las lentillas. Parece una tontería, pero meterse en una óptica con los niños es un deporte de mucho mucho riesgo. Es un tema bastante fácil, porque una vez das con la tuya, comprar lentillas online no tiene ningún misterio, más que encontrar un buen precio y hacer click. Mucho más cómodo y sencillo que tener que buscar un hueco para acercarte a la óptica.  Cada vez hay más surtido online y podemos encontrar de todo: lentillas diarias, mensuales, lentillas multifocales, incluso de colores, que siempre digo que tengo que probarlas una vez en la vida, aunque sea para dar un susto a Borja. 


2. Los CDs de música, y las películas en DVD y Blue Ray. Me da, cada vez más, la impresión de que las tiendas físicas tienen poco personal, también poco orden, y, encima, la música demasiado fuerte. También, de nuevo, mi estilo de vida ha cambiado de forma radical. Antes podíamos pasar una tarde entera investigando libros, películas y CDs en una tienda, pero ahora, la verdad, es que no tenemos tiempo para eso. Con los niños es mucho menos relajado y en especial en este tipo de tiendas ocurre una de estas dos cosas:

- o se portan FATAL, y nos tenemos que terminar yendo.
- descubren la zona infantil, ya sea de películas o de libros, y no podemos salir de ella.




Por eso, os lo digo, no recuerdo la última vez que compré una película o un libro en una tienda al modo tradicional, siempre ya online. Con los libros sí que voy de vez en cuando a hojear y mirar en tienda, para decidir bien lo quiero, pero con el resto no.

3. Juguetes para navidad. Aquí sí que vamos, miramos, tocamos y comparamos....pero solemos hacerlo con los niños y, la verdad, nos cuesta encontrar cobertura para salir físicamente a comprarlos sin ellos. Por eso, como ahora todas las tiendas venden online, nos parece no solo más cómodo si no menos arriesgado, salir a comprar sin ellos y que no haya riesgo de que nos vean o se pregunten cosas. Ayuda, por supuesto, que tenemos portero, porque si no es verdad que, o estás en casa cuando entreguen, o puede ser peor el remedio que la enfermedad. Lo bueno que tiene además comprar online los juguetes es que tener disponibilidad es mucho más sencillo: en tiendas físicas es posible tener que recorrer 4 tiendas para encontrar justo lo que quieres. Yo suelo recurrir a amazon porque me parece lo más cómodo, pero este año en concreto hemos aprovechado las ofertas de noviembre en carrefour y nos hemos ahorrado bastante.




Creo que la compra online es uno de los mejores inventos del mundo. Me sigue gustando ir de tiendas, especialmente a las bonitas, con encanto y con personalidad, pero para las compras "mecánicas" o útiles creo que Internet es una grandísima ayuda que nos deja tiempo libre para descansar, disfrutar de la familia o de nuestros hobbies favoritos.

Y vosotros ¿hacéis vuestras compras online o sois más tradicionales?


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Mis desayunos: ideas con yogur

Buenos días!

Ojalá todas las modas fueran como esta de la que os quiero hablar hoy, que seguro que ya habéis visto: la de la apuesta por la comida real. Yo hace ya mucho tiempo que llegué a la conclusión de que la comida, cuando más sencilla y natural, mucho mejor (otra cosa es que lo practique porque os confieso que el Big Mac me atrae mucho). 

Llevo muchos años leyendo libros sobre la importancia de comer bien para sentirse mejor, y formando mi propia opinión sobre nutrición. Por eso, me gusta mucho este movimiento de #comidareal porque me encantaría, os lo digo en serio, que todos esos alimentos procesados que vemos en los supermercados simplemente desaparecieran, o al menos se quedasen en minoría en una pequeña esquina.

En mi apuesta por la comida real, he cambiado en los últimos meses mi forma de desayunar. Es la comida del día, sin ninguna duda, que peor hacemos, ya que la bollería, el pan y los acompañamientos poco sanos (mantequilla, mermelada, embutidos) están muy arraigados en nuestra tradición.

Por eso, he introducido yogur en mis desayunos, que ahora consisten en bowls que van variando a lo largo de la semana y en función de lo que tenga en la nevera. Aunque la receta varía, suelo combinar fruta con yogur o queso fresco batido, frutos secos y, algunos días, copos de avena.

Desde luego, no soy ni la primera ni la última que se ha sumado a esta moda. La hemos visto en redes y blogs, y, si buscamos, es fácil encontrar inspiración para hacer variaciones y no aburrirnos. Yo hoy os traigo tres de mis combinaciones favoritas:


1. Yogur con moras, nueces pecanas, sirope de ágave y copos de avena. Este sirope es, sin duda, mi endulzante favorito.





2. Yogur con frambuesas, anacardos y semillas de chía. Algunos días añado dos onzas de chocolate negro. Creo que no soy la única que se resiste a vivir sin chocolate, verdad?


3. Yogur con copos de avena, plátano y una ona de chocolate negro o una cucharada de mantequilla de cacahuete (hecha solo con cacahuete, sin nada más). Siempre tengo en casa un bote de esta mantequilla para los días en los que me he quedado sin frutos secos.




Como os digo, estas tres recetas son aptas para todos, niños y mayores, y,  lo mejor, son sencillas de preparar. Podemos meterlas en un tarro para llevar si no tenemos tiempo de desayunar en casa, y permiten un montón de opciones diferentes. Me gustan también mucho las que llevan granada, mango, dátiles o coco rallado.

¿Qué me decís? ¿Os habéis apuntado a la tendencia de desayunar yogur? ¿Subimos una foto a Instagram mañana?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







copyright © De lunares y naranjas