Maternidad: viajar sin niños

Buenos días!

Los que habéis visto imágenes de mi verano en Instagram ya sabéis que he pasado parte de mis vacaciones en Perú. 



Hacía ya casi tres años que teníamos el viaje en mente y, desde el principio, nos planteamos si ir solos o en familia (aunque al principio ni siquiera estaba Martín). Al final, por diversas circunstancias, y  porque valoramos los pros y los contras, nos fuimos sin niños gracias a que sus abuelos y tíos de Cádiz se ofrecieron a quedarse con ellos.

Es el primer viaje que hacemos solos desde que tenemos peques, aunque eso no quiere decir que ser padres nos haya privado de viajar. Ya os conté aquí cómo viajo con niños y os digo siempre que merece la pena ir con ellos. 

Nuestra experiencia viajando solos ha sido muy buena, Evidentemente, como todos los padres, nos ha venido bien un respiro: dormir sin interrupciones, poder salir a cenar tranquilamente a restaurantes que no tienen zona infantil, tener tiempo para leer o dormir durante un viaje en avión....

Creo que los peques también han estado muy bien, y me imagino que también habrán descansado de nosotros. Por mi parte, la experiencia ha sido positiva, y, aunque tardaremos en repetir porque dejarlos es mucho trabajo para quien se los queda, no será la única vez que hacemos esto.

Por si estáis pensando hacer lo mismo pronto, aquí tenéis unos consejillos que pueden ayudaros a que todo salga bien:


1. Intentad que las personas (familia o amigos) con los que váis a dejarlos no sean las que diariamente os ayudan ya con los niños. En nuestro caso mis padres viven a 800 km y habitualmente no los ven tanto como quisieran. Por eso, lo han cogido con muchas ganas, con la ilusión de compartir con ellos una rutina diaria y con la certeza de que, cuando el viaje acabe, tendrán su merecido descanso. Si ya dejáis a los peques con los abuelos durante todo el curso, tal vez no es buena idea dejarlos también en vacaciones, aunque es una opinión totalmente personal.

2. Contadles lo que va a pasar, aunque sean muy pequeños, aunque incluso creáis que no os entienden, porque nunca está de más y sí que puede estar de menos. Explicadle dónde os váis, dónde se van a quedar y lo bien que se lo van a pasar. Eso sí, consejo totalmente personal, contádselo con poca antelación (uno o dos días antes) para que no tengan tiempo de darle demasiadas vueltas y de sufrir pensando cuándo y/o cómo va a ser.

3. No os pongáis nerviosos ni tristes delante suya antes de iros. Mostráos confiados, contentos y seguros. Sé por experiencia propia, porque mis padres me han dejado muchas veces con mis abuelos para viajar, que para el niño no tiene por qué ser nada traumático, sino más bien una fiesta y algo emocionante por novedoso y diferente.

4. Regalos: sí! Muchos regalos, especiales, exóticos y grandes. La promesa de que váis a volver con regalos va a alimentar la ilusión, la emoción y los nervios. Es la recompensa por portarse bien, la compensación por haber sido valiente y la motivación para pensar una vez los abren: "Mamá, papá, iros más a menudo que esto es la bomba". Os lo aseguro, no soy nada partidaria de la exageración en los regalos en general, pero sí que creo que un viaje con regalazos es para los niños mucho más motivador.



5. Dejad libertad a los que se quedan con vuestros hijos: no los agobiéis con más normas ni exigencias que las necesarias, que generen ellos su propia rutina. A la vuelta, tened mucha paciencia, es posible que vuestros hijos hayan perdido algunas prácticas diarias que os haya costado tiempo conseguir, pero, como se dice siempre, los abuelos están para malcriar. Todos nos merecemos unas vacaciones, y los peques también.

Como os digo, os animo a que os atreváis a dejar a vuestros hijos para hacer una escapada, ya sea más o menos larga (sí, es posible que igual nosotros nos hayamos pasado yéndonos a 10.000 km de distancia, pero otro día quizá os cuente el motivo), pero, de verdad, tanto ellos como nosotros necesitamos de vez en cuando un descanso.

Como siempre dice mi abuela Mamen: "Yo al volver, veía a mis hijos hasta más guapos"





besos a todos!

Teresa


Si quieres más, nos vemos en Instagram!

 

o si lo prefieres, en twitter, facebook o pinterest

Propósitos cumplidos estas vacaciones

Buenos días!

Esta semana me toca "vuelta al cole". Como habéis podido ver en Instagram, mis vacaciones se han repartido entre Cádiz y Perú y, no me quejo, porque han durado un mes.

En mis primeros días ya os conté qué propósitos nunca cumplía durante mi descanso de verano (para algunas cosas soy incorregible!) y hoy quería compensar un poco contandoós los que sí he conseguido realizar. No están todos, pero estos son tres de los que me siento orgullosa!

1. Leer. Ultimamente me costaba mucho ponerme a leer porque llego al final del día, el momento en el solía dedicar a esta actividad, demasiado cansada. Por eso, decidí aprovechar el verano, y la ayuda de la familia con los peques, para poder retomar mi afición. Sin problemas de espacio en la maleta, porque lo llevaba todo en mi Kindle,  he conseguido leerme:

-  Gente que viene y bah (divertidísimo y light, ideal para el verano)
-  La chica del tren (cuando todo el mundo habla de un libro, la curiosidad me puede)
-  La mirada de los ángeles de Camilla Lackberg (me encanta la serie de esta autora y tenía atraso de dos libros ya)
- El domador de leones, también de Camilla Lackberg y que estoy casi acabando.

Puede parecer mucho para un mes, pero en mi favor diré que hemos hecho más de 30 horas avión y 15 de tren en estas semanas.

2. Ponerme toda la ropa que llevaba en la maleta...por fin un verano que no he llevado más de lo necesario y que tampoco he echado en falta nada. Empezaba a ser un clásico el olvidarme del jersey para las noches frescas de Cádiz y, por fin, lo he arreglado.





Esta chaqueta blanca y negra me ha acompañado en más de una cena

3. Bañarme todos los días en el mar. El último verano me volví algo perezosa y me costaba  entrar en el mar, por varios motivos, pero este año me he bañado toditos los días!

4. Dejar las bebidas con burbujas. Las dejé a principio de julio pero el mes de agosto era la prueba más dura: tantas comidas y bebidas fuera....al final solo he tomado bebidas gaseosas dos días, y no a diario como hacía antes.

Así pues, he decidido mirar estos pequeños logros para ponerme nuevas metas de cara al  curso que comienza

besos a todos y feliz lunes!

Teresa


Si quieres más, nos vemos en Instagram!

 

o si lo prefieres, en twitter, facebook o pinterest

Tres picnics para celebrar entre amigos

Buenos días!

Ahora que mis vacaciones casi casi se acaban, es para mí el momento de recordar todo lo bueno que tiene la rutina, el volver a la ciudad, a los amigos y a los planes divertidos.

Sé que septiembre traerá nuevas aventuras entre amigos y que el reencuentro será muy especial.
No sé bien que montaremos, pero, por si vosotros queréis montar algo también, os recuerdo mis tres últimos planes que pueden servir de inspiración para un a reunión "de vuelta al cole" al aire libre


1. Picnic "de laterío", así fue como celebré mi primer día de la madre junto a Nico


2. Picnic de primavera. Un almuerzo en blanco y rojo con muchas amigas (y muchos niños)






3. Welcome summer lunch, el más colorido y fresco, para dar la bienvenida al calor


¿Cuál de los tres planes os gusta más?

besos a todos!

Teresa


Si quieres más, nos vemos en Instagram!

 

o si lo prefieres, en twitter, facebook o pinterest

Mis recetas: pizza de sobrasada y cebolla caramelizada

Buenos días!

Desde que vivo en Valencia me quejo a menudo del monopolio de un supermercado de logo verde. Están por todas partes y, cuando quieres comprar algo que no tienen allí, a veces es una auténtica aventura.

Sin embargo, tengo que reconocer que estos supermercados tienen cosas muy buenas, y que no podría vivir sin algunas de las cosas que sólo encuentro allí. Cada cierto tiempo hago un "descubrimiento" que me alegra el día.

¿El último? La sobrasada a la miel, que he usado en la receta que os enseño hoy.



Pizza de sobrasada y cebolla caramelizada

Ingredientes

- Una masa de pizza (hecha en casa o comprada)

- Un rollo de sobrasada a la miel Hacendado

- Un bote de Maridaje de Hero, sabor cebolla caramelizada 

- Un par de cuñas de queso camembert President.

- Rúcula







Hacerla no tiene ninguna dificultad:

1. Encendemos el horno para que esté bien caliente cuando metamos la pizza

2. Extendemos la masa de pizza bien sobre la bandeja del horno (teniendo la precaución de poner un papel de horno entre la masa y la bandeja)

3. Cortamos la sobradada en rodajas y la ponemos sobre la masa

4. Ponemos por encima la cebolla caramelizada

5. Añadimos unos rozos de queso

6. Horneamos unos 15-20 minutos a 220º

7. Cuando esté lista, añadimos la rúcula antes de llevarla a la mesa.

La peor foto, en mi caso, es la del resultado, porque teníamos invitados y no querían esperar a que hiciésemos foto....Aún así, aquí la tenéis, justo antes de que desapareciera en cuestión de minutos!



¿Qué os parece? ¿Os animáis a probarla este fin de semana?

besos a todos!

Teresa


Si quieres más, nos vemos en Instagram!

 

o si lo prefieres, en twitter, facebook o pinterest
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyright © De lunares y naranjas