Tres cosas que me han decepcionado en este 2018


No hace ni dos meses que inauguramos este 2018.  En general no puedo quejarme de cómo viene este año, pero hay cosas que, como dice el título del post, ya me han decepcionado.

La primera podría ser yo misma, porque no estoy cumpliendo alguno de los propósitos que me hice cuando comenzó el año....pero hay 3 que, de verdad, me han decepcionado tanto que sentía la imperiosa necesidad de dedicarles un post. ¿Qué cosas son esas?


1. Las 4 estaciones de las chicas Gilmore. El año pasado estuve viendo la serie en Netflix. Las temporada originales terminaron en 2007 y, como muchos sabréis, a finales de 2016 se estrenó una miniserie de 4 capítulos, uno por cada estación del año, en el que podíamos ver qué había sido de las chicas Gilmore. MAL. En esos capítulos no pasa nada interesante y, lo que es peor, se confirma el rumbo que el personaje de Rory venía tomando en los últimos capítulos de la serie original: se convierte en una chica perdida, sin rumbo. Para ilustraros, es una chica que empieza la serie siendo una estudiante brillante de 16 años, que termina estudiando periodismo en Yale y....10 años después, nos la presentan sin trabajo fijo, sin novio, enamorada del mismo sinvergüenza al que se ve venir desde lejos....

Me parece una forma tremenda de destrozar el personaje y, sobre todo, los valores que pensaba que intentaba transmitir la serie: Girls can do everything! Mal, estoy MUY decepcionada.








2. Instagram. Que ya me decepcionó en 2017, como os conté cuando escribí "querido instagram, antes molabas", pero que en 2018 va cuesta abajo y sin frenos. Me tiene harta no ver lo que quiero, leer buenos días por las noches y feliz sábado el martes.... siento que cada vez publico menos, pero es que cada vez me da más pereza.



3. La canción de Eurovisión. Mirad que os digo que ojalá ganen y tenga que tragarme mis palabras pero, de momento, no lo veo. Sigo sin entender por qué tenemos que cantar en español, porque creo que así nunca vamos a ganar, la canción me parece simplona y creo que la ternura que sentimos aquí por la relación de Alfred y Amaia va a ser muy difícil que Europa la haga suya cuando solo los van a ver durante 3 minutos justos.



Lo dicho, eso de año nuevo, vida nueva.....pues no. Hay cosas que no cambian e historias que se repiten una y otra vez ¿o soy yo la única con esa sensación?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Miércoles de arquitectura: nuestro apartamento Airbnb en Valencia



El año pasado me metí de lleno en un proyecto de interiorismo del que ya os empecé a hablar antes de navidad. Os he ido enseñando fotos por Instagram, y también en el blog este desayuno y la explicación detallada de cómo montamos el salón con Ikea, pero no os había hecho un tour por la casa, y lo tenía más que pendiente.

Es un apartamento de dos habitaciones, para alquiler vacacional, en el que os podéis quedar si os apetece cuando vengáis a Valencia (lo tenéis en Airbnb o me podéis escribir directamente a mí)


1. El salón:


Aunque ya os lo expliqué en el post que os he enlazado en el párrafo anterior, os pongo algunas fotos del salón en su estado natural (el otro era más navideño, y eso ya lo hemos quitado, aunque en estas falta una lámpara y un banco). Practicamente todo es de Ikea y, como ya os lo enseñé en diciembre, os remito al post si queréis ver los modelos de cada cosa.

De lo que no es de Ikea, deciros que las láminas de la pared son de Desenio, el mapamundi y el letterboard de Curiosite y los percheros + el espejo de la tienda Casa.

Además, los muebles de la tele y el otro aparador son unos muebles de cocina reciclados los que les pusimos patas y tablero de madera arriba, ambos de Leroy Merlín. 









2. La habitación de matrimonio:

Pusimos una cama modelo Nesttun, que es novedad de 2017. Las mesillas de noche son diferentes, la redonda es una mesa modelo gladom y la otra, con cajón es el modelo Selje.

En el mirador hay una butaca  en color azul de la colección Avsiktlig, que fue edición limitada del año pasado (aunque aún queda algo en tiendas, o quedaba la última vez que fui). También son de esa colección todas las telas, con las que cosimos unos cojines y forramos un par de lienzos para decorar las paredes.

Las lámparas de las mesillas de noche son de Liderlamp. Es un modelo precioso que da un resultado estupendo, lo recomiendo 100%, tienen un gran surtido de colores!








3. El segundo dormitorio:

En esta habitación intentamos hacer lo máximo con lo mínimo. Por un lado, no sobra demasiado espacio poniendo dos camas y, por otro, el presupuesto que nos quedaba después de hacer el resto era limitado. Por eso, un par de somiers cómodos pero sencillos, una mesilla de noche modelo malm entre ellas, y una lámpara de Maison du Monde encima. El macetero que cuelga del techo es de Muy Mucho y las sábanas esta vez son de H&M home. Decoramos la pared con un listón Ribba y un módulo Kallax.

La pared del fondo está decorada con lunares de vinilo de Nicolasito, muy fáciles de poner y muy resultones. 

El estor, como los de la habitación de matrimonio, son de Leroy Merlín.






En los baños y la cocina no hicimos gran cosa. Estaban ya reformados y no se trataba de un proyecto de reforma, sino de interiorismo, es decir, amueblar y dar algunos toques, más algunas reparaciones. Este año estamos metidos en otro proyecto que sí que lleva obra, y que espero poderos empezaros a contar también muy pronto. Si queréis, en la página de Airbnb hay fotos de ambas cosas.

Decidme ¿qué os parece nuestro proyecto? El apartamento, como os digo, está en alquiler para vuestras visitas a Valencia.



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Maternidad: ¿bañas a tus hijos todos los días?

Baño a mis hijos todos los días. Miento. Entre semana, me salto su baño igual dos veces al mes, sobre todo el día que se quedan dormidos a las 7:30 u 8, porque, si no los despierto, aguantan hasta el día siguiente.

El fin de semana tenemos al costumbre de pasar el baño de la noche del viernes a la mañana del sábado, y luego los volvemos a bañar el domingo por la noche. 

Para mi esta rutina viene de la costumbre de que todos, niños y mayores, nos bañamos todos los días, y, de momento, es la cultura que he tenido siempre y tengo.

Sin embargo, ultimamente he leído varios artículos que defienden la posición contraria: que no es necesario bañar a los niños todos los días e, incluso, que puede ser perjudicial para la salud de su piel. Los artículos de los que os hablo son de dos tipos:

1. Experiencias de padres que han decidido no bañar a sus hijos todos los días, como la de Courtney, de Babyccino, que fue a la primera persona que leí sobre esto, allá por 2015.

2. Opiniones de expertos, con base científica, que defienden que bañar a los niños todos los días puede influir negativamente en el desarrollo del sistema inmunitario. Este artículo lo explica mejor. También podéis leer este del Washington Post que es un poco más extenso pero hable de lo mismo.

El caso es que la Asociación Americana de Dermatología (podéis ver las recomendaciones en este artículo) establece unas pautas para la frecuencia de los baños de los niños. A partir de 6 años, nos dice que los niños pueden bañarse sin problema una vez al día, pero también dice que con dos veces a la semana sería suficiente.




Por supuesto, puntualizan que siempre que estén sucios o que se bañen en el mar, una piscina, o que simplemente huelan mal, es necesario darles un baño. Creo que mi sentido común llegaba para deducir esto por mi misma, pero está bien que lo aclaren por si acaso.

El caso es que no tengo yo muy claro lo de dejar de bañarlos a diario, pero porque, al final, el baño forma parte de la rutina, y creo que los niños funcionan mejor cuando tienen determinadas rutinas y unos horarios más o menos fijos. El fin de semana, en mi casa, todo vale, pero entre semana intento que esté todo más ordenado.

El baño es para nosotros el inicio de las cosas que hacemos antes de acostarnos: baño, cena, cuento o un ratito de dibujos, y a dormir. Meterse en la bañera les relaja (con algunos días locos de excepción), y nos ayuda a bajar el ritmo. No tengo pensado dejarlo pero sí que he planteado en casa el debate: si seguimos bañándolos a diario que sea de forma consciente, no por inercia o "porque toca".

Eso sí, esta información me ayudará a estar más relajada cuando no da tiempo de bañarlos, o cuando preferimos cambiarlo por otra actividad. Ahora en invierno estamos más en casa, pero cuando llegue el buen tiempo y cambien la hora, tal vez no tengamos que poner la hora del baño como toque de queda, sino ser conscientes de que si un día no nos hemos ensuciado mucho y no nos bañamos, no pasa absolutamente nada.

Decidme ¿bañáis a vuestros hijos todos los días o lo hacéis con menos frecuencia? ¿Cuál es vuestra experiencia?



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Wishlist: botines blancos

Ay las tendencias! Nos persiguen hasta que caemos, y a mí la que me viene persiguiendo este invierno es la tendencia del botín blanco. Intento decirle que no, que mi armario no admite ni un par de zapatos más....pero nada...ahí sigue el runrún que me dice: "Teresa, necesitas unos botines blancos". 
Acabaré cayendo, esa es la realidad, porque ya tengo una carpeta de pinterest llena de fotos y porque soy débil, es así.

La buena noticia es que si hasta ahora solo los había visto en firmas bastante caras, estas últimas semanas han aparecido en las colecciones de nueva temporada de muchas tiendas low cost. Tengo claro que si me compro unos serán baratos porque igual dentro de unos meses ya me he cansado. Os dejo mi selección de finalistas a meterse en mi armario....la opción más económica, la de H&M es la que tiene más puntos!


1. Mango, estilo cowboy, 2. de asos, con tacón ancho, 3. de New look, 4. con tacón ancho, de Topshop, 5. de H&M, 6. de punta, con anilla, de Sfera


Decidme ¿qué os parece esta tendencia del botín blanco? ¿Os vais a animar con ella o mejor la dejamos pasar?


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







copyright © De lunares y naranjas