Mi flechazo de la semana: altavoz Marshall

Buenos días

Aunque hace nada que recibimos los regalos de navidad y Reyes Magos, ya tengo la wishlist llena de nuevo. No tengo remedio, aunque luego no compre ni me regalen el 80% de las cosas (ni sufra por ello), siempre tengo mi carpetita de pinterest llena de objetos que me encantaría tener en casa.

Uno de ellos es el altavoz Marshall, para escuchar mediante bluetooth nuestra música favorita. La verdad es que me encanta su diseño retro y me encanta la marca desde siempre, me resulta muy familiar, porque en mi entorno tengo muchos músicos. Vengo de familia rockera y eso me encanta.

Además, el altavoz es una objeto de decoración más que bonito y que da un toque genial a la estancia en la que lo pongamos. Hay varios colores, pero mi favorito es el blanco/crema. 



foto vía



foto vía




foto vía 




foto vía

La verdad es que es ya tengo altavoz en casa, pero igual no me daría mucha pena si los peques lo estropean (como hacen con tantas otras cosas), y nos vemos "obligados" a comprar uno de estos.

Y a vosotros ¿ os gustan los altavoces Marshall?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







12 abrigos de rebajas para comprar YA

Buenos días

Ay, las rebajas! Que yo prometí no comprarme nada y de momento ya han caído unos botines. De 19,99 euros, eso sí, bonitos y cómodos. 
Las rebajas de hoy son el Kondo de mañana, que decía Luciabe hace unos días, y por eso hay que comprar con cabeza. Yo, usando la cabeza, os digo que lo que merece la pena comprar en estas rebajas son tres cosas:

1. ropa de verano. Porque hay, mucha, y muy bien de precio, y así dentro de tres meses estrenaremos habiendo comprado ahora a precios de risa, porque esas prendas de fuera de temporada son las que más rebaja.

2.zapatos. Porque son carísimos durante la temporada, por ese simple motivo.

3. abrigos. Por la misma razón. Al final, cuanto más cara es una prenda más solemos ahorrar en rebajas, no? Una camiseta de 19,99 euros, al 50% nos hace ahorrarnos 10 euros. Comprando un abrigo de 80 euros, al 50%, nos ahorramos 40 euros. Creo que merece la pena!

Podría haber hecho el post sobre zapatos, pero me he decidido por los abrigos. Hay 12, ninguno por encima de 80 euros, con buen descuento, y para todos los gustos y ocasiones. Espero que os guste!





1. chubasquero de rayas, 2. biker efecto borreguito, 3. parka verde con capucha, 4. abrigo de cuadros5. abrigo de paño rosa, 6.abrigo verde, 7. abrigo mint de pelo, 8. trenka camel con capucha, 9. azul con solapas, 10. biker metalizada, 11. anorak rosa, 12. chubasquero de lunares

Me ha costado mucho no comprarme el chubasquero al hacer el post. Al final, como aquí casi no llueve, me he conseguido contener. Sin embargo, es posible que el 2 o el 8 lleguen pronto a mi armario (son TAN bonitos....)

Y vosotras ¿compráis abrigos en época de rebajas? ¿Lo habéis hecho este año?

TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Miércoles de arquitectura: las alfombras de Sukhi

Buenos días!

Hace ya algunos meses que descubrí las alfombras de Sukhi, una marca muy interesanteque tiene una bonita filosofía detrás. En su web podemos comprar alfombras de Marruecos, Nepal, Turquía o India, hechas por artesanos locales. Trabajan directamente con ellos, trayendo las alfombras artesanales a Europa, sin intermediarios, ni almacenes ni tiendas (solo online). Así, reduciendo costes, garantizan una remuneración al artesano mucho mayor de la habitual (el doble o el triple!) y, con ello, que puedan permitirse, por ejemplo, que sus hijos vayan al colegio.

La marca es muy conocida por sus famosas alfombras de bolas de fieltro de colores, que me parecen ideales para cuartos infantiles, y que vienen directamente de Nepal. Como las hacen bajo pedido, se pueden personalizar tanto el tamaño como los colores.






Sukhi significa felicidad en nepalí, y eso es lo que la empresa quiere trasladar a los países con los que trabaja. Como no podía se de otra formar, también tienen las famosas alfombras de lana Beni Ouarain de marruecos que tanto se llevan ahora!







Por mi parte, ya os he contado en alguna ocasión que en nuestra última mudanza pasamos de de un suelo de parquet a uno de mármol. En verano es una delicia, pero con la llegada del invierno os he contado también que me ha tocado llenar la casa de alfombras. La última en llegar a casa es una fieltro trenzado de Sukhi. Es SUPER gustosa y la verdad es que su textura me parece de lo más original.  Como veis, encima queda genial como fondo de fotos!






El acabado es realmente bueno, y el resultado es exacto al de las fotos de la web. Ha tardado en llegar unas 4 semanas, pero, teniendo en cuenta que se hace bajo pedido y vienen de Nepal, me parece que trabajan muy rápido! A los niños les encanta jugar en ella!







Si os apetece ver con un poco más de detalle el trabajo (artesanal y social) que hacen en India, os dejo un vídeo muy cortito que cuenta tres casos concretos de artesanos en ese país.



Lo dicho, me encanta traeros al blog proyectos tan comprometidos como este, que mejoran la calidad de vida de las comunidades de países en desarrollo y que intentan que nuestro mundo sea un poquito mejor.


Decidme ¿conociais esta marca y su filosofía?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Maternidad: mis compras de rebajas para los niños

Buenos días!

Este 2018 ha empezado para mí de forma muy relajada. En el blog he estado algo ausente, pero ha sido porque he estado dedicada al 100% a los niños.

Las rebajas también las he cogido con mucha calma. Lo bueno de que mis dos hijos hayan nacido en el mismo mes del año es que para el pequeño nunca necesito casi nada, excepto algunas excepciones que luego os contaré. Por eso, me he centrado en Martín estas rebajas y, con cabeza, he comprado las cosas que necesitaba de forma más urgente.

1. Calcetines, ropa interior y pijamas. Estas compras son las menos apetecibles pero las más necesarias. Martín necesitaba de todo, la verdad, así que, aprovechando que tenía que ir a ver chaquetas de punto para niñas para hacer un regalo a una amiga, he cogido con descuento un montón de cosas. La ropa interior os confieso que ya compro de la misma talla la de Martín y la de Nico, porque la verdad es que si no es un auténtico lío. Se llevan dos años y cuando se la ponen hay diferencia, pero cuando llega la hora de lavarla y guardarla parecen iguales. También he aprovechado los descuentos para comprar calcetines altos de algodón para niños, de la talla de este año y también otros para el año que viene. 

2. Zapatos. Aquí Nico no hereda tanto como me gustaría. Martín, como todos los niños, destroza mucho, y los zapatos del colegio, por ejemplo, están para tirar cuando acaba con ellos. Por eso, zapatos, me temo que tengo que comprarles a los dos y eso es un motivo de peso para esperar a las rebajas. Este año le he comprado a Martín unos Munich para los fines de semana y a Nico unas Adidas para el cole, porque había roto ya las zapatillas con las que empezó el curso. Además, a los dos les he renovado los zapatos para los días más arregladetes, y tienen estos que véis en la foto, botitas marrones de Destroy Kids.




3. Una camisa blanca para Martín. Mis hijos tienen ciertos básicos que son imprescindibles, y uno de ellos es la camisa blanca. En verano suelo comprarla de cuello mao, que son más fáciles de planchar, y en invierno con cuello tradicional, para que asome por debajo del jersey. Normalmente se las compro en Benetton o en Gap, pero este año no tenían en ninguno de los dos sitios rebajadas y, al final, me traje una de Ralph Lauren al 50%, que sé que seguro heredará Nico porque dan un resultado genial.

4. Pantalones de chándal para "falsear" el uniforme. Los niños llevan un uniforme azul marino de tela de chandal. Para las mudas (Nico tiene una en el cole por si se hacen pis), y para una emergencia en la que de repente me doy cuenta de que los dos que tienen están sucios, compro pantalones de Zara o Zippy que me salen mejor de precio. 

5. Un abrigo para el año que viene. En realidad estos nos los ha traído Papá Noel, aunque sé de buena  tinta que ha aprovechado los descuentos de pre-rebajas, que ya había. Merece mucho la pena comprar estas prendas de una temporada para la otra porque, gastando lo mismo que en una tienda low-cost cuando no hay descuentos, podemos tener un buen abrigo que les dure y proteja más del frío. Me chifla este de Martín que es reversible (os pongo el lado más cañero, el otro es azul marino liso, que pide a gritos una escapada a la nieve, verdad?




Mirando ya a primavera (qué  ganas de que deje de hacer tanto frío), le he comprado en Gocco a Martín una parka verde. Nico ha heredado de una amiga la que véis en la foto, que es de Zara del año pasado, y me ha venido genial comprar solo una. Es muy parecida y así vana a juego.





Y, aunque parece mucho, es poco. No les he comprado jerseys ni pantalones porque quiero funcionar con lo mínimo. Aunque me parece que en las segundas rebajas compraré algo más....el año que viene Martín ya no llevará uniforme y necesitará tener más ropa para el día a día!

Y vosotros ¿habéis comprado ya algo en las rebajas de enero?



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







copyright © De lunares y naranjas