DIY: galletas en tarro para regalar


Hace algunos años Estefanía me regaló un tarro de cristal con ingredientes para hacer galletas en casa. Estos tarros llevan la parte "seca" de la receta, y luego, cuando lo abres, lo mezclas bien todo y añades los ingredientes húmedos o que necesitan conservarse ne frío, que habitualmente son mantequilla y/o huevos.

Esta semana Martín tenía una actividad en el cole que consistía en llevar regalos DIY a dos de sus compañeros, y se nos ocurrió rescatar la idea del tarro que me hizo en su día Estefanía y que en casa nos encantó.

El resultado final fue este, y lo bueno es que es tan sencillo que Martín, a sus 6 años, lo pudo hacer casi todo él solo con la ayuda de una báscula, un par de cuencos y una cuchara.


 

¿Cómo lo hicimos?

Pusimos en el bote de cristal de capacidad 1 litro:

1. 250 gr de harina de repostería
2. 45 gr de azúcar blanca
3. una cucharadita de levadura
4. 160 gr de azúcar moreno
5. media taza de pepitas de chocolate
6. media taza de lacasitos

Como os decía, cogimos una báscula, un par de cuencos y una cuchara. Martín, con un poco de mi ayuda, iba pesando y poniendo los ingredientes dentro del bote.




Es muy sencillo, pero son importantes dos cosas:

1. Ir nivelando cada capa después de ponerla.
2. Que no sobre mucho espacio al final. Podemos poner más lacasitos o también un poco de papel de seda, para que no se muevan los ingredientes.



Al final, añadimos un trozo de tela y una cuerdecita para adornar la tapa, aunque esto es opcional. Lo que sí que es importante es adjuntar una tarjeta con la receta, para que sepan lo que tienen que hacer en casa, que en este caso era:

1. Mezclar bien todos los ingredientes en un bol.
2. Añadir 115 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y un huevo. Amasar bien.
3. Dar forma a las galletas y hornear 12 minutos a 180 grados.

Listo!


 
El resultado final es muy chulo y original! Decidme ¿lo conocíais? ¿Lo habéis hecho alguna vez?
 
PD: la receta es del blog de María Lunarillos

 
TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Mi cocina de Ikea

Como muchos ya sabéis, hace algunos meses me cambié de casa. En la nueva, tenemos una cocina de Ikea. ¿Por qué de Ikea? Aquí tenéis la respuesta, que escribí ya hace algunos meses.


Hoy vengo por fin para enseñaros el resultado final. La verdad es que preparando este post me he dado cuenta de lo complicado que es fotografiar casas de menos de 300 m² (como podéis imaginar mi casa no los tiene), así que espero que miréis las imágenes con cariño.



Nuestra cocina está abierta completamente al salón. Actualmente también está unida a la entrada de casa, pero porque nos falta un elemento de separación que aún está en camino.

La decisión de poner una cocina abierta daría para otro post, que seguramente escriba pronto pero, de entrada, os diré que Borja y yo nunca fuimos partidarios de juntar cocina y salón en un único espacio. Sin embargo,  tomar la decisión de que eso era lo mejor para esta casa en concreto fue todo un acierto. La disfrutamos mucho y, de momento, no tiene grandes inconvenientes. La lavadora, eso sí, está fuera, en una terraza/lavadero cuya doble puerta corredera podéis ver en algunas de las imágenes.




Tanto la placa de inducción como el fregadero están de cara al salón, en la isla. Lo quisimos así para poder cocinar y "estar en el meollo" a la vez. La verdad es que creo que es lo que más me gusta de la cocina: poder estar cocinando o recogiendo y a la vez participando de la vida familiar, bien sea de la película o de la conversación.

La encimera de esta isla es lo único que no es de Ikea: está fabricada en corian que encargamos aparte porque Ikea no trabaja este material. Lo teníamos ya en la cocina de @theapartamento, y nos había dado tan buen resultado que nos decidimos a repetir. Como podéis ver el fregadero es una sola pieza integrada en la superficie de la encimera. 



En la zona de enfrente, la encimera es de madera. La quisimos así para integrarla con los laterales y las puertas de los muebles de arriba en un elemento de madera que rompiera el blanco predominante.














La encimera de corian tiene de fondo 90 para poder sentarnos a comer. Los muebles son de 60 y los 30 cm restantes vuelan dejando sitio para unas banquetas. En la zona de fregadero, quisimos terminar la barra intengrando una estantería Billy que montamos nosotros mismos. La isla termina con un murete al que, como os contaba al principio, le falta arriba un cerramiento de cristal que separará la cocina de la entrada de casa.

Al fondo, la nevera, que como teníamos ya hemos conservado, pero que sustuiremos por una panelada cuando se estropee o esté muy vieja, y el microondas, que también viene de la otra casa. La verdad es que tomamos la decisión de aprovechar lo que teníamos aún sacrificando algo la estética.








Una de las cosas que más me gusta de tener la cocina de Ikea es la posibilidad de terminar la distribución interior teniendo la cocina ya montada, o incluso de cambiar cosas. Nosotros nos mudamos con algunos cajones y baldas, pero no todos. Una vez llegamos con nuestras cosas vimos lo que realmente necesitábamos y fuimos a Ikea a por algunas baldas más, cajones y cestas, y también a por las bandejas para cubiertos, una vez tuvimos claro en qué cajón los pondríamos.





La verdad es que estamos muy contentos con el resultado. Sobre todo, que no lo he dicho, con el suelo. Nos lo recomendó la comercial de la marca y es una pasada: no se notan NADA las manchas y el tono gris que tiene es muy bonito. Es el modelo COVER en color acero lapatto de la marca Geotiles en formato 60x60. Sé que ahora se llevan formatos más grandes para tener menos juntas, pero hay que tener en cuenta que la colocación se complica, porque un solo operario no puede con ellas. Nosotros preferimos no complicarnos y no ir a piezas que pesaran mucho.

Os dejaré en Instagram Stories una cajita para hacer preguntas, que seguro que hay alguna.

La cocina la diseñamos nosotros y fuimos a Ikea a contar lo que queríamos y encargarlo. Si estáis pensando en comprar una pero necesitáis ayuda profesional, podéis escribirme a delunaresynaranjas@gmail.com y os puedo informar sobre servicios de asesoría y proyecto.

Espero que os guste nuestra cocina, nosotros la estamos disfrutando muchísimo.

TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







copyright © De lunares y naranjas