¿Aprovechas las rebajas para comprar prendas de más calidad?

Todos sabemos de sobra que las rebajas en las tiendas low cost no son lo que eran. Cada vez merecen menos la pena porque no siempre rebajan todos los productos y porque cada vez los precios (y la calidad) durante la temporada son más bajos. Por ejemplo, yo me he comprado dos vestidos en Zara que tenían una rebaja de 29,99 a 19,99. He esperado porque no los necesitaba antes, pero si me hubieran hecho falta os digo ya que no me habría dolido pagar 10 euros más.

El caso es que cada vez utilizo más las rebajas para comprar prendas de más calidad en tiendas a las que intento no acercarme en temporada para no hacer un destrozo importante en el presupuesto del mes. Aunque en los artículos de absoluto lujo, como los bolsos  Gucci, que confieso me encantaría encontrar a mitad de precio, es casi imposible encontrar una rebaja, hay tiendas de gama media en las que merece mucho aprovechar los descuentos. Eso sí, gracias a la venta online hay tiendas en las que puedes encontrar auténticos chollos. En Lyst encontrarás las mejores prendas de ropa y complementos al mejor precio, descúbrelo en este enlace.



Muchas de las prendas que tengo de marcas fuera del circuito inditex han llegado a casa en rebajas, y muchas de ellas son las joyas de mi armario. El comercio online le ha quitado algo del romanticismo al asunto, pero a mí me encantaba ir de tiendas en esta temporada de descuentos y tocar, probarme y comprar algún buen chollo. Ahora suelen ser online y es más la incertidumbre de ¿será como lo imagino cuando llegue a casa? que otra cosa.

Mi lista de compras de rebajas para este verano incluye algunas cosas que quiero comprar de calidad sí o sí:

- un bolso azul marino, porque lo uso mucho y tengo destrozado literalmente el mío.

- un reloj waterproof, porque me gusta bañarme con él y el que uso habitualmente no es sumergible. 

- un paraguas. Puede pareceros una tontería pero quiero uno bueno, resistente y duradero que, a poder ser, sea también bonito. Estoy cansada de paraguas que se dan la vuelta continuamente.

- un faldón de cama para cubrir mi canapé. Igual: lo quiero de calidad para que me dure mucho tiempo y tenga una buena caída. 

- Por último, unas sandalias negras para las cenas/salidas de verano. Tengo muchas  ganas de vacaciones, de salir por la noche y de tener tiempo para arreglarme. Durante el año voy corriendo pero ahora me apetece hacerlo todo con más calma.



No sé si conseguiré encontrar todo esto que tengo en la cabeza, pero con una o dos cosas me conformo. Las otras, se quedarán en mi lista de temas pendientes a la espera de algún chollo aunque sea fuera de las rebajas oficiales. Ya sabéis que ahora lo bueno es que también tenemos descuentos en otros momentos del año. Las mid season sales y el black friday de noviembre son una nueva oportunidad!

Contadme ¿cuáles son vuestros objetivos de rebajas? ¿Aprovecháis para comprar prendas de calidad?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram


Qué crema solar me compro este verano

Según los datos oficiales, el verano 2019 comenzará el próximo viernes 21 de junio a las 17:54, aunque como muchos habréis notado, en muchas partes de nuestro país el verano lleva instalado ya en el termómetro unas cuantas semanas.

Por eso, aunque hay que protegerse del sol todo el año, en verano toca hacer un esfuerzo extra por cuidar nuestra piel y protegerla de los rayos solares. Yo os confieso que hasta ahora he ido agotando las que estaba usando en invierno, pero hace unos días me puse con la operación renove de cremas solares.  A los niños les he comprado una en spray de Heliocare, que es muy cómoda de poner. Para ellos me gusta mucho este formato porque así no ven el momento crema como algo molesto. Es rápido y sencillo!

A lo que más cuidado pongo es a la crema facial que uso yo para protegerme del sol . Este año repito marca, Galenic. Es una marca de parafarmacia que descubrí hace unos años y cuyos productos suelo comprar en la web de Vistafarma. La verdad es que, desde que tengo a los niños en casa, casi todo nos llega por mensajería en esta casa. En parfarmacia compro online cremas, pastas de dientes, maquillaje, gel de baño y algunos champús a los que soy fiel desde hace muchos años. Me parece muy cómodo tanto recibirlos en casa como poder ir comparando tú misma los precios de las diferentes marcas y formatos de productos e ir haciéndote una composición de cuánto estás gastando. 

El caso es que el escudo invisible de Aqua Urban de Galenic no es solo una crema, sino que sirve como base de maquillaje porque lleva algo de color. En mi caso, además, lo utilizo como maquillaje cuando voy a la playa. No suelo usar nada más cuando voy a bañarme y, por eso, que la crema protectora me dé un poco de color en la cara se agradece muchísimo.




La verdad es que la lucha para proteger nuestra piel de los rayos del sol es una carrera de fondo, y con los niños noto mucho la importancia de crear buenos hábitos. Recuerdo que cuando yo era pequeña y no estábamos tan concienciados de los peligros de la radiación solar, que a mis padres les costaba mucho conseguir que me pusiera crema solar. Sin embargo, mis hijos están muy concienciados desde bien pequeños y ellos mismos tienen la mentalidad de que no debemos exponernos al sol sin crema, y te la piden antes de meterse en la piscina o de exponerse al sol en la playa.

Como os digo, me parece fundamental que demos la importancia que se merece a usar cremas solares, a llevarlas siempre encima en los meses de calor y a no exponerse nunca a los rayos del sol sin protección. 

Decidme ¿consideráis importante este asunto en vuestra familia? ¿Cómo afrontáis los cuidados de la piel de cara al buen tiempo?







TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Mesa de verano en azul y blanco

Ahora que ha llegado el buen tiempo, son muchas las noches en que hacemos en casa cena fría. En lugar de cocinar, abrimos la nevera y preparamos entre todos cortamos un poco de queso, hacemos una ensalada, o sacamos unos boquerones en vinagre. No suelen faltar el salmorejo o el gazpacho, donde vamos alternando entre el casero y el comprado. La verdad es que cada vez hay más opciones en los supermercados hechas con ingredientes naturales que nos sirven, como os digo, para darnos un descanso en la cocina.



Además, en verano me gusta sacar los objetos azules que tengo en el menaje de cocina: las minicocottes de Le Creuset y nuestras servilletas de rayas de Zara Home. Este año, la incorporación veraniega son las dos jarras y el cuento de bambú tratado de la nueva colección Överallt

Lo que nunca falta desde que me los regalaron por mi cumpleaños en noviembre del año pasado, son los vasos con nuestras iniciales de Design Letters. Como tip, os diré que la tabla donde van los quesos es en realidad la tapa del cuento donde hemos puesto los panes.














Decidme ¿os gustan las cenas frías de verano?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Viajar a Austria en familia

El verano pasado, concretamente en agosto, viajamos en familia a Austria, un país que teníamos pendiente conocer y que, sinceramente, nos conquistó el corazón a todos. Fuimos a la zona del Tirol, así que nos dejamos Viena para otra ocasión, pero quedamos muy contentos con haber elegido esta parte concreta del país.



Para nosotros fueron unas vacaciones muy diferentes, ya que solemos elegir destinos de mar y playa. Viajar a un destino de montaña como es Austria fue una aventura muy enriquecedora. Hay que tener claro, eso sí, que para viajar cómodos y tranquilos necesitamos saber idiomas. Lo ideal para este destino es el alemán, aunque con inglés podemos apañarnos. Eso sí, tómatelo en serio porque allí hablando solo español no te entenderá nadie. ¿Una solución fácil? Haz como hice yo, aprende un poco de alemán utilizando una herramienta online como Babbel, para que no te sientas completamente ajeno al contexto. 

Viajar con dos niños de 3 y 5 años resultó esta vez ser más sencillo de lo esperado: ya no llevamos silla, ni cuna y, salvo la precaución de tener en cuenta las sillas de coche, ya que alquilamos uno, nos libramos del resto de trastos que solíamos llevar cuando los niños eran más pequeños.

Una cosa que no todo el mundo sabe es que las compañías aéreas te dejan viajar 
(sin coste) con una silla de coche. Si vas a dejar tu coche en el aeropuerto de partida y vas a coger uno de alquiler a la llegada, merece la pena llevártela y tener tu silla habitual durante todo el viaje. Es algo que descubrimos hace un par de años y que ya hemos hecho varias veces. Si queréis, en este post tenéis más información sobre viajar en avión con niños.

Ahora voy a lo importante ¿Qué fue lo que más nos gustó de Austria?


1. Salzburgo, especialmente la casa natal de Mozart. Los niños la disfrutaron mucho, y los mayores aprendimos mucho sobre su peculiar familia y su pintoresca vida. Además, no puede faltar la ruta gastronómica: una cerveza en Agustinerbrau, la que dicen es la mejor de Europa.

2. Hallstatt. Dicen que es el pueblo más bonito del Tirol. Cuando llegamos lo vimos atestado de turistas, nos costó encontrar dónde aparcar y no terminamos de encontrarnos a gusto. Después de recorrer sus calles, os puedo decir que mereció la pena y que volví enamorada. Es bonito a rabiar! Las vistas hacia el lago son impresionantes y sus calles están llenas de casas preciosas.



3. La pista olímpica de saltos de esquí de Bergisel, en Inssbruck. Está diseñada por una de mis arquitectas favoritas, Zaha Hadid, y es verdaderamente espectacular. Aunque vayáis en verano y no haya nieve, está abierta al público para poder visitarla y subir hasta el punto más alto, que es un mirador precioso. Además, es habitual ver saltadores entrenando. Para nosotros fue una experiencia diferente, y a los niños les encantó.



4. La abadía de Stams. Enclavada a unos 35 km de Innsbruck, este monasterio bien merece una visita. Si os digo la verdad, nosotros no pudimos hacer la visita al museo y a la iglesia porque acababan de cerrar, pero comimos en su restaurante con unas vistas preciosas y unos platos riquísimos. El wiener schnitzel, filete de cerdo empanado, estaba espectacular.

5. El cafe Sacher. Aunque el original está en Salzburgo, nosotros fuimos al de Innsbruck. Allí podréis probar la auténtica tarta Sacher, o Sachertorte, como se llama en el alemán habitual. Otro postre típico es el apfel strudel, o pastel de manzana.

6. El centro de Innsbruck, y su impresionante castillo. Para comer, imprescindible visitar la cervecería Stiftskeller, muy céntrica y concurrida. Las especialidades, muy parecidas a las alemanas, incluyen las salchichas, el codillo y el chucrut, además del Kasespatzle, una pasta con queso muy rica.



Si como nosotros voláis a  Alemania, que tiene más oferta de aeropuertos low cost y más destinos con vuelos directos en España, buen merece una pena guardar algún día para visitar Munich, o parar en alguno de los pueblos de la zona, como Oberammergrau (con la tienda navideña de Kate Wohlfahrt, una de mis favoritas del mundo) o Lindau, mi favorito sin duda alguna.



Para los que estáis pensando visitar esta zona, espero que os sirvan mis recomendaciones. Como os he dicho ya....es un viaje inolvidable!

Si te ha gustado este post, quizá puede interesarte el que escribí sobre nuestro viaje a Manchester y Liverpool.



TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Maternidad: por qué la ampliación de la baja de paternidad es lo mejor que nos ha pasado a las madres trabajadoras

Os aviso antes de empezar: este post no va de política, aunque, para escribirlo, tenga que contaros, por si alguien no lo sabe, que el pasado 1 de abril entró en vigor el Real Decreto-LEY 6/2019  de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. Este decreto modifica la Ley del Estatuto de los Trabajadores en varios puntos, entre ellos, en el relacionado con las bajas de paternidad:

El nacimiento suspenderá el contrato de trabajo del progenitor distinto de la madre biológica durante 16 semanas, de las cuales serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al parto, que habrán de disfrutarse a jornada completa, para el cumplimiento de los deberes de cuidado previstos en el artículo 68 del Código Civil.

Esta ampliación se materializará, no obstante, de forma progresiva, y desde el pasado 1 de abril los padres tienen derecho a 8 semanas de baja, que se ampliarán a 12 el 1 de enero de 2020, y a 16 el 1 de enero de 2021.

Podéis leeros el decreto, que os he enlazado arriba, para ver todo el resto de detalles, porque yo, lejos de venir a explicaros con detalle todos sus pormenores, quería deciros que estoy contenta.


Estoy contenta porque creo que la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad es una excelente noticia para el futuro profesional de todas las madres en edad de tener hijos. Hasta ahora, la situación laboral de una mujer joven corría el riesgo de verse condicionada por el "si se queda embarazada, se nos irá 16 semanas de baja".

En las contrataciones, los ascensos o la asignación de responsabilidades y tareas, no eran (y son), pocos los jefes y empresas que tienen este factor en cuenta. Ahora, tendrán que pensar que si contratan a un hombre joven, también va a irse 16 semanas si se convierte en padre.

Para ellos también es bueno, lo sabemos todas las madres que hemos tenido la suerte de quedarnos en casas 16 semanas con nuestros hijos. Para la familia y la conciliación, también, porque tenemos, sumando padre y madre, más semanas para cuidar a nuestro hijo antes de tener que dejarlos en otras manos. Las primeras 6 semanas estarán en casa el padre y la madre y después, si queremos, podremos turnarnos.

Sin embargo, creo que las que más  ganamos, sin duda, somos nosotras. El hecho de que todos vayamos a tener bajas iguales, va a hacer que desaparezca la discriminación laboral femenina por este motivo. Miro en la empresa en la que trabajo, por ejemplo, y pienso en que pronto se dejará de penalizar ser mujer joven a la hora de ganar un ascenso o acceder a un puesto de responsabilidad. Sé positivamente que en algunos  casos la balanza se ha inclinado hacia un candidato masculino utilizando el argumento de la baja de maternidad y espero que, ahora, todo esto quede en un mal recuerdo y seamos todos iguales.

Lo dicho, creo que es una excelente noticia para la conciliación y creo, también, que no se está hablando lo suficiente de ello. Independientemente del partido político que la haya promovido, la realidad es que vamos a ganar todos y eso es motivo de celebración.

Decidme ¿conocíais este cambio en la legislación? Echadle un vistazo al documento completo porque hay más cosas interesantes!


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Mis tres trucos para que el cambio de armario no se convierta en una pesadilla

Parece que este año en Valencia la primavera no termina de llegar. Aunque hemos tenido algunos días sueltos de calor y manga corta, hoy, 2 de mayo, yo sigo con ropa de invierno porque hace bastante fresco.

Eso hace que aún no haya hecho el cambio de armario, lo cual es muy extraño porque a estas alturas suelo tener ya toda la ropa de verano sacada. Aunque las temperaturas no terminen de subir, yo he decidido que este fin de semana próximo hago el cambio, porque sé que el calor llegará de repente y que, por fechas, no debe tardar mucho ya.


Por muchos trucos y técnicas que tenga, no os voy a negar que el cambio es un engorro. Como además tengo alergia al polvo, cuando llevo un rato tengo los ojos húmedos y la nariz moqueando, y eso lo complica aún más. 

De todas formas, como es algo que hay que hacer sí o sí, mejor organizarse bien, tener un método claro, y coger el toro por los cuernos!

En mi caso, hago lo siguiente:

1. Aparto toda la ropa que no hay que guardar. Por ejemplo, tengo muchos vestidos que me pongo tanto en verano como en invierno y que  están en el armario siempre. La pongo encima de la cama, si está colgada en las propias perchas, y la dejo aparte hasta que he terminado de sacar todo lo que tengo que guardar en las cajas para ir al altillo.


2. Muy importante: calculo el tiempo necesario para no tener que dejar a medias la tarea, porque eso es, al menos para mí, un agobio. Dejar ropa fuera de las cajas o tener que dormir con ropa por en medio, me parece super engorroso. Normalmente suelo tardar un par de horas en hacer el cambio, así que siempre busco un día en el que disponga de esa cantidad de tiempo.


3. Guardar las cosas sin planchar e ir planchando un día que tenga tiempo o, mejor aún, plancharlas a medida que vaya a ponérmelas. Os confieso que antes lo hacía todo del tirón: planchaba todo y lo guardaba ya perfecto, pero no os quiero contar el trabajazo que era. El cambio a ropa de verano, además, tiene muchísima ropa que planchar, mucho más que el cambio a invierno 

Además de todo esto, yo os confieso que suelo tener un pequeño refrigerio a mano: unos frutos secos, un refresco con hielo y limón....algo que haga más llevadera una tarea que, como muchas de vosotras, odio con todas mis fuerzas. Es un engorro y ojalá un día tenga un vestidor enorme en el que dejarlo todo fuera todo el año y no tener que hacer este cambio. 

No sé si a vuestras ciudades ha llegado o no la primavera pero yo, como os digo, estoy algo enfadada con el tiempo este año. Si habéis hecho ya el cambio de armario porque sí que habéis tenido primavera, espero que me contéis como lo afrontáis y si os parece tan rollo como a mí hacerlo!

Decidme ¿cómo hacéis el cambio de armario?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Inspiración deco: las 3 lámparas que quiero tener en mi casa nueva

Aunque estrenamos casa el verano pasado, no creáis que tenemos todo terminado. La verdad es que tenemos pendientes aún algunos cambios de mobiliario, y algunas lámparas, cortinas y textiles.

En cuanto a lámparas, tengo bastante claro las que quiero, y estoy ya con la hucha a tope para hacerme con ellas cuanto antes. Son solo 3, así que espero tenerlas algún día en casa porque no es un objetivo tan inalcanzable, no os parece?

La primera, es  la lámpara Screen Canagge  de la marca Market Set. Hay también otro modelo en blanco, pero este de mimbre me encanta! ¿Qué os parece?



Como lámpara de mesa mi modelo favorito desde hace muchos años es la lámpara flowerpot diseñada por Verner Panton. Os sonará su nombre por la famosa silla panton, del mismo autor. La comercializa la marca &tradition, y también hay un modelo de techo en varios tamaños y colores.


Para terminar, la lámpara vertigo. Ya os hablé de ella en este post, donde tenéis un montón de fotos con diferentes ambientes y colores (porque esta lámpara existe en un montón de colores y tamaños). La tengo también en la lista y espero que esta sea la primera en llegar a casa. ¿Os gusta?


fotos vía, vía y vía.

Hasta aquí mi top 3 de lámparas. Como os digo, espero poco a poco poder tenerlas las tres en casa, la hucha ya está en marcha!

Decidme ¿cuál os gusta más de las tres?

TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Mi experiencia: 3 semanas comiendo con Wetaca

Durante estas pasadas semanas os he contado en Instagram que me habían invitado a probar Wetaca.


Aunque muchos ya sabréis qué hace esta empresa, os pongo en antecedentes para los que aún no la conozcáis: Wetaca es básicamente una empresa que te envía tuppers a domicilio. Cada semana tienen una carta diferente con 18 platos principales, que nos llegan el viernes o el lunes (cuando elijamos) a la dirección que queramos. Cogen pedidos hasta el miércoles, cocinan, y te lo mandan a casa en perfecto estado. 

A mí me gusta Wetaca porque, como os conté en Stories, me parece una empresa super innovadora. Para la gente que come cada día en la oficina y no quiere/puede ir de restaurante o cocinarse el día antes, es una idea genial. Los tuppers puede llevártelo el mensajero a tu propia oficina e ir sacándolos de la nevera cada día.

Hemos probado ya un montón de platos y tengo que decir que todos me han gustado, y algunos me han encantado. Los currys están muy buenos y el arroz basmati que los acompaña me parece espectacular. La carne y el pescado son de muy buena calidad (mejor que lo que encuentro yo en mi supermercado), y, además, las recetas son muy buenas. Cocinan mucho mejor que yo, es la realidad!

¿Lo que más me gusta de ellos? Que gano TIEMPO. Tiempo de calidad para los míos o para mí, de ahorrar en comprar, en cocinar y en planificar.  Aunque no hemos comido 100% wetaca toda las semanas, hemos descansado algunos días y eso para mí es ORO.



Además, otro punto fuerte a favor  de Wetaca es su concepto empresarial: lo que se proecupan por cada detalle, por la experiencia de compra y la atención al cliente, por el packaging, las fotos de los platos, lo intuitiva que es su web y los detalles que ponen en todo.

¿En su contra? Algunos dicen que como cada plato te viene en un envase de plástico, generan mucho residuo. En Instagram os dije que estaba segura de que si lo hacían así era porque aún no habían encontrado otra forma de hacernos llegar el producto en perfectas condiciones y ellos, en un mensaje me lo confirmaron. Además, yo os planteaba una cuestión: habría que ver detalladamente cuánto residuo genera su proceso completo. Por ejemplo, cuando yo cocino, lo que compro en el supermercado también lleva mucho plástico: la carne viene en bandejas, la fruta y verdura a veces viene también en tarrinas y/o envuelta....habría que ver si mi cocina es o no más sostenible que la suya. Eso sí, respeto que a lo mejor este punto de los envases pueda ser para alguien un motivo para no ser usuario de esta empresa.



Yo, por mi parte, os la recomiendo de forma sincera, como usuaria, y os animo a probarla para descargar vuestro día a día de obligaciones. Si usáis el código TERESAZ5563 en  vuestro primer pedido, os descontarán 10 euros a vosotros y me darán 10 euros a mí para mi próximo pedido. Luego, además, os darán un código a vosotros para poder invitar a vuestros amigos y llevaros también 10 euros de descuento.


Contadme ¿habéis probado Wetaca? ¿Lo conocíais antes de leer este post?




TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Miércoles de arquitectura: las 7 cocinas que me inspiraron para diseñar la mía

Como muchos ya sabéis, el año pasado nos mudamos y, antes de hacerlo, reformamos el piso al que nos íbamos a cambiar. Os he enseñado ya por aquí como quedó nuestro baño, y también la cocina, que tuvo una acogida más que cariñosa por vuestra parte. La casa nueva me ha dado muchas alegrías virtuales, además de lo contenta que estoy de usarla cada día!

Esta es nuestra cocina:



Y hoy, como bien dice el título del post, os traigo otras que me sirvieron de inspiración mientras hacía la mía.

La primera, de una arquitecta de interiores que tenéis que  conocer sí o sí: Mónica Diago. Más que inspiración, tenemos un estilo parecido y justo ella estaba haciendo una cocina similar a la vez que la nuestra. La foto que os pongo a continuación es de una cocina que se hizo prácticamente a la vez que la nuestra.




Las dos siguientes tienen este mismo elemento de madera en contraste con el blanco del resto que, como habéis visto, está en nuestra cocina!




La que viene a continuación integra el mismo tipo de mueble en el salón y el comedor, que es algo que tenemos en proyecto hacer pero que aún no hemos llegado a ejecutar:



Esta tan nórdica me inspiró para decidir que en nuestra cocina habría plantas (ahora mismo tenemos dos)




 Y, la última inspira el último de los elementos de nuestra cocina que está ahora mismo en camino y que os enseñaré en cuanto pueda....una separación de vidrio con carpintería de forja para aislar la cocina del recibidor (ahora mismo vivimos al límite con todo junto!)


Y, en esta misma línea, las cocinas de la interiorista francesa Marion Lanoe. Todo lo que hace me encanta, y sus paneles de división en cristal, que usa a menudo para separar la cocina de otras estancias, están entre mis favoritos.




vía 1, 2, 3, 4 5


Hasta aquí gran parte de la inspiración que nos ayudó para diseñar nuestra cocina....espero que os sirva y que muy pronto tengáis todos una cocina tan bonita como la mía o aún más!

Decidme ¿os ha gustado?

TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







Maternidad: 14 meses sin bañar a mis hijos todos los días

En febrero de 2018 os conté que estaba pensando dejar de bañar a mis hijos todos los días. Al final lo hice, lo llevo haciendo desde hace algo más de un año, y quería pasar por aquí para contaros mi experiencia.


1. ¿Cada cuánto baño a mis hijos ahora?
Pues, aunque no hay una regla fija, solemos saltarnos el baño lunes, miércoles y viernes. Los bañamos martes y jueves porque tienen deporte, el sábado por la mañana y el domingo por la noche. En total, 4 veces a la semana en lugar de las 6 veces que los bañamos antes del cambio (viernes noche nunca lo hacíamos).
Evidentemente, en los meses de mucho calor o si hacen alguna actividad extra o se manchan mucho, los bañamos aunque no toque.


2. ¿Hemos notado cambios en su piel?
Mis hijos, los dos, tienen la piel seca desde que nacieron, pero nunca habían llegado a tener los eccemas típicos de la piel atópica. Uno de los motivos para bañarlos menos fue precisamente que hace año y medio empezaron a tener la piel peor. Pensábamos que bañándolos menos mejorarían, pero ha sido todo lo contrario. Este año, los dos, con 4 y 6 años, han empezado a tener la piel atópica de verdad, con eccemas detrás de las rodillas y en los muslos y con muchos picores. 
No creemos que esto sea debido a que los bañemos menos, pero, como ya os he contado, no han mejorado por mojarse menos. Lo único que de verdad les ayuda es ponerles crema muy a menudo, para mantener la piel hidratada, usar crema específica con corticoides para las zonas con eccema y un  antihistamínico  en jarabe para evitar que se rasquen, ambos recetados por su pediatra. La verdad es que a nosotros, consultarlo con el médico es, como no podía ser de otra forma, lo que más nos ha ayudado.



3. ¿Hemos notado que están menos limpios?
Pues, si os digo la verdad, no. No ha habido consecuencias en este sentido, lo cual me ha sorprendido. Me imagino que cuando sean más mayores habrá dicha diaria sí o sí, pero podrán hacerlo ellos mismos.
Aunque como os digo el motivo principal de dejar de bañarlos fue para ver si mejoraba su piel, también quisimos descargarnos un poco de obligaciones diarias, porque a menudo la rutina nos sobrepasa. Igual que hemos dejado de cocinar algunos días (os lo contaré esta misma semana), descansar algunos días de bañar a los niños nos ha hecho reducir el estrés y ganar en tiempo de calidad con ellos. 



4. ¿Seguiremos haciéndolo?
Pues, de momento, hasta que llegue el calor, sí. En verano ya veremos y supongo que en septiembre u octubre retomaremos el ritmo actual. En general, la experiencia, aunque no haya servido para mejorar su piel, ha sido muy positiva.



Contadme vosotros ¿bañáis a vuestros hijos todos los días?


TERESA ZAFRA

arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram





copyright © De lunares y naranjas