Como preparar quinoa

Buenos días!

Como ya os conté hace unos meses, me gusta comer sano, (aunque no siempre lo haga, tengo mis épocas) y soy muy fan de la cocina macrobiótica.

Uno de los alimentos que he descubierto gracias a mi afición por esta cocina es la quinoa, un cereal originario de los andes que es considerado como un "superalimento", por su alto contenido en vitaminas, calcio y minerales. Es apta para celiácos, porque no tiene gluten, y también para los intolerantes a la lactosa.

Comprarla es cada vez más sencillo: la tienen en herbolarios, tiendas ecológicas y también en la parte de comida sana o dietética de algunos supermercados (El Corte Inglés o Carrefour, por ejemplo). La mas fácil de encontrar es la quinoa real, que es color marfil, pero también existe la quinoa negra y la roja.

Aprendí a cocinar quinoa (a cocerla y que quede rica) con este libro de Gwyneth Paltrow que compré el año pasado. Gwyneth es defensora acérrima de la macrobiótica, que dice que le cambió la vida y que, según cuenta, marca desde hace años las pautas de su alimentación.



Su receta se titula textualmente "perfectly cooked quinoa", y os la traduzco aquí a mi forma para que podáis hacerla en casa:

1. Enjuagar la quinoa usando un colador muy fino (es un paso un poco rollo, porque los granos de quinoa son muy pequeños y se nos escaparán unos cuantos....pero según dice Gwyneth es un paso fundamental para que la quinoa quede bien rica)

2. Ponemos la quinoa y agua fría en una cacerola a fuego fuerte. La proporción de agua y quinoa Gwyneth nos la da en volumen: 1 taza y 3/4 de agua por una taza de quinoa. ¿Cómo he traducido yo eso? He usado un vaso medidor y he puesto 175 ml de agua por cada 100 ml de quinoa. Para que os hagáis una idea, 200 ml de grano dan para dos os tres personas, depende de si lo hacemos como plato único o no, y del apetito de los comensales.

3. Cuando el agua hierva, tapamos la cacerola, bajamos a fuego medio y dejamos cocinar hasta que el agua se consuma. Suele tardar unos 10 o 12 minutos.

4. Apartamos la cacerola del fuego, la cubrimos con un papel de cocina y encima del papel un paño de algodón o lino. Dejamos reposar 5 minutos y, una vez pasado ese tiempo, removemos con un tenedor.

La quinoa entonces  está lista para cualquier receta que incluya quinoa cocinada o para echarla como ingrediente en una ensalada.

La semana pasada, preparé quinoa al estilo tres delicias, con verduras salteadas, tortilla en trocitos, aguacate y salsa de soja.

Estos son los ingredientes que utilicé:


Y los pasos que seguí:

1. Corté las verduras en trozos y las salteé en la sartén.



2. Hice una tortilla y la corté en trozos pequeños.

3.En un bol grande, puse la quinoa recién cocinada, las verduras calentitas, los trocitos de tortilla y algunos trozos de aguacate en crudo. Lo removí todo muy bien y le añadí un poco de salsa de soja.





Os cuento un truco: este plato puede hacerse sin problema el día antes y conservarse en la nevera.

1. El día antes, lo cocinamos y mezclamos todo excepto el aguacate y la salsa de soja

2. Tapamos con un film el bol y lo guardamos en la nevera

3. Justo antes de comer, calentamos la mezcla en una sartén y añadimos la salsa de soja a nuestro gusto

4. Cuando esté caliente, añadimos en el último momento los trocitos de aguacate.

Esta es solo una receta, pero hay miles, dulces, saladas...me he hecho un tablero de pinterest con inspiración y recetas. Entre las que quiero probar sí o sí están el pudding de quinoa (como arroz con leche pero en lugar de arroz, quinoa), la hamburguesa de quinoa y las galletas con quinoa. Por supuesto, en cuanto las pruebe os cuento.

¿Cuál es vuestra experiencia con la quinoa? Contadme! ¿La habéis probado?


besos a todos!

Teresa

Escribe tu dirección de mail aquí para recibir el post de cada día en tu correo electrónico:




Si quieres más, nos vemos en Instagram!

 

o si lo prefieres, en twitter, facebook o pinterest

13 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena la quinoa! Llevo como dos años usándola habitualmente y me encanta. Las hamburquesas y las galletas de quinoa están buenísimas, te las recomiendo 100%. Me apunto tu receta, gracias! Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Es la primera vez que oigo habar de este cereal (me estoy quedando obsoleta, jajaja). Viendo la pasión que le has puesto a tu receta me he quedado intrigada, tengo que probarlo. ¿Dónde lo puedo conseguir?

    Un saludo

    Lola ( www.lolacortes.com )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He editado el post porque había olvidado ponerlo! Se compra en herbolarios, supermercados ecológicos o en la parte de dietética y comida sana del super de El Corte Inglés o Carrefour

      Eliminar
  4. Todavía tengo pendiente comprarla, pero me llama mucho, ya te contaré qué tal!

    ResponderEliminar
  5. Ni la he probado, ni había oído hablar de ella. Que poco enterada estoy...

    ResponderEliminar
  6. yo compré quinoa porque quería hacer hamburguesas veganas y me encanta, suelo hacer puré de calabaza y mezclarlo con la quinoa a modo de acompañamiento para carne, está rico rico.

    ResponderEliminar
  7. todavia no la he probado, he oído mucho sobre ella, ¿que sabor tiene? a que se parece? me llama mucho la atención que tiene alto contenido en calcio, y como he dejado un poco de lado los lacteos, pues me interesa

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué idea más buena Teresa! Yo desde hace un tiempo también estoy interesada en la macrobiótica. Me gustaría hacer algún curso por Valencia pero son un poquito caros.:-)

    Hace unas semanas estuve en restaurante macrobiótico, Kimpira, que está detrás de Marqués de Sotelo. Había pastel de quinoa, y estaba riquísimo.

    Bea

    http://thebestisyettoblog.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto lo del Kimpira! Mil gracias...
      Sin gastar mucho, tengo un libro que se llama "Eres lo que comes" que cuenta muchas cosas de la macrobiótica

      Eliminar
  9. La he probado no hace mucho y la verdad es que no me ha gustado.

    ResponderEliminar

copyright © De lunares y naranjas