Buenos propósitos para el nuevo curso

Buenos días!

Este año para mí el curso ha empezado algo tarde: los niños han vuelto a clase más tarde de lo habitual, porque así estaba fijado en el calendario escolar, y yo he tenido la suerte de poder quedarme con ellos en casa hasta que han empezado las clases.

Mi septiembre ha empezado el día 11, en lugar del 1, lo cual es una suerte, la verdad. Me ha pillado un poco el toro con la nueva temporada, con las rutinas y con la depuración de los excesos de las vacaciones, pero ya me he puesto a ello.



No es que tenga muchos propósitos para el nuevo curso, pero hay algunos, todos relacionados con el cuidarme más para sentirme mejor. Me gustaría, como a muchas de vosotras, perder algo de peso y estar más delgada, pero eso podría conseguirlo en un rato con una liposucción laser u otro tratamiento similar. Sin embargo, lo que me apetece por encima de perder peso es estar sana, ser consciente de lo que como y llevar una vida más activa. El otro día me comentaba una compañera de trabajo que sus kilos de verano se los iba a quitar en una clínica estética en Barcelona, y, aunque me dio algo de envidia en el momento, luego pensé que prefiero gastarme el dinero de los tratamientos en hacer un viaje con los peques aunque nos acompañe mi celulitis.

Como os digo, cuidarme de forma natural es ahora mi propósito fundamental, y al que quiero entregarme este otoño, con unas pequeñas pautas que me he autoimpuesto para conseguir mi objetivo:

1. Andar, usar las escaleras....moverme más. Encontrar un hueco para ir al gimnasio también me gustaría, pero voy a ser realista y empezar por irme andando al trabajo cuando pueda y no utilizar el ascensor cuando vaya sin niños.

2. No comer entre horas. Suelo comer bastante sano, al menos entre semana, pero me cuesta no picar, y creo que esas calorías que voy sumando tontamente son las que de verdad me sobran. Además, soy consciente de que no es un buen ejemplo para los niños, a los que, de verdad, me interesa transmitir unos buenos valores sobre alimentación y nutrición. Si os interesa el tema tanto como a mí, os recomiendo este libro de Ferrán Adriá y Disney






3. Tomar más fruta. La verdura no me cuesta, pero que mi tentempié de media mañana y/o media tarde sea una fruta me cuesta horrores. Siempre me apetece otra cosa y la pereza me vence. Ahora que empieza la temporada de granadas, intentaré aliarme con esta fruta que me encanta para poder cumplir mi objetivo. Esta merienda, con la granada en minococotte es de mis favoritas!




4. Irme a la cama más temprano, para poder dormir, al menos, 8 horas. Llevo casi 5 años (desde que nació Martín) durmiendo mal, y ahora que por fin parece que mis dos hijos duermen toda la noche tengo que volver a regularme el sueño.

Lo dicho, propósitos muy sencillos pero que quiero que me ayuden a llevar una vida más sana. De momento, parece que los voy cumpliendo....ya os contaré dentro de un mes!

¿Y vosotros? ¿Qué propósitos tenéis para este nuevo curso?


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







1 comentarios:

  1. Tus propósitos casi todos los cumplo excepto ir a la cama temprano.

    ResponderEliminar

copyright © De lunares y naranjas