Maternidad: uniforme escolar ¿a favor o en contra?

Buenos días!

Hace ya algunos años que Martín empezó lo que podemos llamar su "vida escolar". En su momento, me pareció muy importante no equivocarnos a la hora de elegirle una escuela infantil y dedicamos bastante tiempo a decidir a qué centro iría.

Cuando llegó el momento de pensar a qué colegio iría al acabar la escuela infantil, la verdad es que las opciones no estuvieron tan abiertas. Una vez que decidimos que queríamos llevarlo a un colegio concertado o público, dependíamos más de los puntos y las carambolas del destino, que de lo que realmente queríamos nosotros. Estamos SUPER contentos con el colegio que finalmente le tocó, al que hoy también va su hermano, pero, por ejemplo, y de eso va el post de hoy, no pudimos decidir si queríamos un colegio con uniforme o sin él porque eso, la verdad, quedaba fuera de nuestro alcance.



Digamos que el tema fue: vamos a intentar llevarlo a este colegio, con sus cosas buenas y sus cosas menos buenas, y luego ya iremos viendo cómo es y si estamos contentos o no. 

El colegio de mis hijos, además, tiene una etapa en la que los alumnos llevan uniforme, educación infantil y el resto, sin uniforme. En casa vamos a vivir ambas situaciones y espero, en unos años, decir qué me gusta más. 



El post de hoy es para que  valoremos los pros y los contras del uniforme, porque, además, me consta que existen colegios en los que son los padres los que pueden elegir si quieren que sus hijos vayan o no de uniforme. Hay otros colegios en los que se está en proceso de decidir si se cambia una cosa por la otra, y por eso a muchos nos interesa el tema. En el colegio de mis hijos, concretamente, hay un grupo de padres que lleva años pidiendo que el uniforme continúe al menos en primaria, pero por parte del colegio de momento no se puede abrir el debate, porque realmente se escapa del alcance del nivel local y es un tema que abarca a un grupo de colegios de la misma congregación.

El caso es que yo misma dudo entre qué me gusta más, porque tener uniforme tiene sus pros y también sus contras.

¿A favor de llevar uniforme escolar?

1. La propia uniformidad. Los niños no se diferencian por su forma de vestir y, en consecuencia no se les etiqueta. Ni el poder adquisitivo de sus padres, ni su orientación cultural o política, ni nada parecido.

2. La comodidad. A la hora de organizar el armario, de comprar y de hacer la colada. Aunque esto también puede ser un punto en contra, luego lo veremos...

3. Con los niños más mayores, se evitan las discusiones por la diferencia de criterio o gustos entre padres e hijos. SI tal prenda nos parece apropiada o no para ir a clase, por ejemplo.

4. La sensación de pertenencia. Queramos o no, el uniforme forma equipo, favorece la identificación de los miembros del grupo y, además, la identificación si un niño de pierde en una excursión o un evento similar.

5. En las etapas infantiles, llevar uniforme evita problemas de autonomía: se le puede exigir a todos los niños y niñas el mismo nivel de autonomía a la hora de ir al baño o vestirse o desvestirse. Sin uniforme, es más difícil evaluar si un niño es capaz de quitarse o no una determinada prenda.

¿En contra del uniforme escolar?

1. La propia uniformidad. Es una ventaja pero, a la vez, un inconveniente. Por ejemplo, en el colegio de mis hijos la filosofía es que educar en el vestir y el estilo personal es un factor más en el crecimiento de los alumnos. Entender cuál es nuestro estilo, qué prendas son adecuadas o no, o simplemente qué nos favorece, es algo que se consigue dejando que el alumno (ayudado por sus padres) elija su propia ropa.

2. El factor económico. Hoy en día, con la revolución de la moda low cost, podemos encontrar prendas más económicas que el uniforme escolar. Los uniformes suelen ser caros, y no todas las familias pueden asumir ese gasto. 

3. Las pérdidas de prendas son más traumáticas. Si nuestros hijos llevan sudaderas de Zara o similar, que por ejemplo cuestan 9.99 euros, perderlas será un menor descalabro que perder una sudadera de uniforme que seguramente cueste casi el triple.

4. Mi factor favorito (aunque suene superficial): que nuestros hijos van más guapos. No os voy a decir que me haya decantado por estar en contra del uniforme escolar, pero sí que os diré que me parece que los niños y niñas van más guapos con su ropa que con un uniforme escolar. 

Os he dado una razón más para estar a favor que en contra pero, como os digo, yo no tengo una opinión formada del todo porque tampoco está en mi mano decidirlo. Este mes de junio Martín dirá adiós al uniforme y el año que viene, de hecho, tendré en casa las dos realidades al mismo tiempo. 

Por cierto, en las fotos habéis visto algunos de  nuestros básicos de cole y no quería dejar de hablaros de nuestras nuevas zapatillas. Ya os conté que Nico rompe TODAS, y hemos descubierto estas de Vulky (o Destoy Kids, que han cambiado de nombre) que son zapatillas de deporte sencillas y normales, pero en la puntera son de goma, prácticamente irrompibles. ¿Qué me decís?



Después de este inciso, vuelvo al tema principal, porque me gustaría que me contárais vuestras experiencias y/o opiniones. Decidme ¿estáis a favor o en contra del uniforme escolar?


TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







4 comentarios:

  1. Buenas!
    Yo estoy a favor del uniforme escolar, lo que pasa es que a veces son demasiado caros, aunque tengan buen material, ya que parte se lo lleva el colegio.
    Por otra parte defiendo la uniformidad igual para niños y niñas. No me gusta que ya les distinga desde pequeños cuando se habla tanto de igualdad.
    Se gasta mucho menos en uniforme y te comes menos el coco que si tuvieran que ir de "particular".
    un saludito.

    ResponderEliminar
  2. Mi hija mayor lleva cuatro años de uniforme. Este último con el uniforme de mayores ya que en infantil es ropa deportiva y baby. Yo estoy completamente a favor. No nos calentamos la cabeza y no hay discursión posible por la mañana. Económicamente puede que ya no sea tan rentable como antes pero menos la falda todas las prendas son unisex y pueden amortizarse si se heredan entre hermanos aunque no sean del mismo sexo. Personalmente me parecen que están muy guapos todos vestidos iguales. Los veo más elegantes quizás.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con uniforme escolar, y te hago un par de apreciaciones en tu listado.
    1. Aunque lleven uniforme, los niños distingue claramente el poder económico de sus compañeros por las mochilas, los estuches, los zapatos,el coche de sus padres, adonde se van de vacaciones,.... Y alucinarías lo rápido que se dan cuenta de todo esto, aunque tú no hables de dinero o marcas de coche en casa. Ya lo hablan y comentan ellos solitos en el cole.
    2. No es cierto que el uniforme sea más caro. Yo me gasto por hijo, ( para las 4 estaciones) unos 120 euros, pero.... ¡Cada 3 años¡ Y en el segundo hijo, solo me gasto 80 euros,...y en el tercero...¡ni te cuento¡ Mi hija mayor ha llevado la misma falda durante 4 años. Si la falda me costo 40 euros, eso hacen unos 10 euros para todo el año, para 180 días. Es baratísimo. Una niña, sin uniforme, al año necesitaría un mínimo de 2 faldas y 3 pantalones al año.
    Yo he sido niña con y sin uniforme, y cuando me tocó sin uniforme, ¡no me molaba nada¡...y tenía 15 años. Si. Una rarita que además de tener que madrugar todas las mañana, encima tenía que pensar que ponerme: mona, no demasiado arreglada, cómoda, no llamativo, no repetir, limpio, planchado....uf¡ , un horror¡

    ResponderEliminar
  4. Yo prefiero uniforme, y discrepo en una de las razones que has dado en contra.....¡están guapísimos de uniforme!

    ResponderEliminar

copyright © De lunares y naranjas