Miércoles de arquitectura: 4 ideas para renovar tu comedor

La primavera, a nivel deco nos trae, además de la famosa limpieza a fondo típica de esta estación, muchas ganas de renovar, de llenar de color nuestra casa y de darle una vuelta de tuerca al estilo que la define. ¿No os pasa?

Por eso, esta primavera quería traeros algunas ideas para renovar, con no demasiado presupuesto, y darle a vuestro comedor un toque diferente que lo haga único! Y es que, además de cambiar la mesa o las sillas de comedor, hay muchas más cosas que podemos hacer. Hoy, como dice el título del post, os traigo 4 ejemplos, mirad:

1. Cambiar algunas sillas por un banco. Yo misma lo he tenido así un tiempo en casa y es muy cómodo  (especialmente, claro, si el banco de apoya en una pared. Me vino genial para la terraza en mi casa anterior, donde solíamos cenar fuera en las noches de verano. A los niños les encantaba!




foto vía


2. Si os ocurre como a mí, que en el día a día no utilizáis todas las sillas de la mesa de comedor, podéis ganar espacio y renovar la distribución pegando la mesa a la trasera de un sofá. Me gusta mucho el concepto de integrar ambos espacios y el salón/comedor gana en amplitud. Si un día tenemos invitados a comer, separamos la mesa, traemos un par de sillas de otra habitación, y listo! ¿Qué os parece? A mí me convence.




foto vía


3. Invertir en una pieza especial. Cualquiera que sea nuestro presupuesto, podemos aprovechar para salir de las tiendas "tipo" y perdernos en un mercadillo o en un espacio similar, y comprar una antiguedad. Incluso en Wallapop podemos encontrar joyas que den a nuestra casa un toque vintage único que las diferencie del resto. En la foto que os muestro de ejemplo, la mesa tiene el protagonismo del comedor.



foto vía

4. Cambiar uno o varios cuadros por un espejo que nos multiplique el espacio y lo haga parecer más grande. Además de esta sensación de amplitud, los comensales que se sienten de cara a la pared tendrán una sensación mucho más agradable. De la foto que os enseño, me quedaría además de con el espejo, con las sillas amarillas, que me parecen preciosas, aunque dudo que resistiesen  a las manchas en mi casa, los niños ponen las manos sucias en todas partes.



De las sillas hablaremos otro día porque el tema del comedor da para muchísimo...¿qué modelo? ¿las pongo todas iguales?....todo un mundo por descubrir. Por si no os acordáis, el año pasado os hablaba en un post de mis sillas de diseño favoritas, porque es un tema que me encanta. Al final, los buenos muebles son como piezas de una colección personal y yo soy partidaria de poco a poco ir ahorrando para poder invertir de vez en cuando en una pieza/joya que nos dure toda la vida.







TERESA ZAFRA


arquitecta desde 2005, blogger desde 2010 y madre desde 2012. Abrí este blog hace más de 5 años para probar y ahora no puedo parar! Aunque la vida se le complique cada vez más, no se imagina ya su rutina diaria sin asomarse a este cuaderno de todo que es hoy el blog.

Si queréis más, nos vemos en Instagram







1 comentarios:

  1. Bonitas ideas pero de momento no tengo pensado renovar.

    ResponderEliminar

copyright © De lunares y naranjas